No sé cómo contárselo a mi mujer

David

El año pasado fue un año difícil, con deudas y un acontecimiento que pasó que me marcó de por vida.

Yo soy un hombre de 32 años, casado desde hace 7 años con una mujer maravillosa. Ella ya tenía un hijo de su matrimonio anterior. Ahora ya tenemos 2 niños.

El año pasado empecé mi propio negocio en una app de movilidad. Lo que me ocurrió no se lo deseo a nadie. Un día dos sujetos me abordaron y pistola en mano me llevaron a un lugar. Solo pensé que me quitarían el auto, pero no fue así. Me dijeron que me pasara al asiento de atrás y uno de ellos abusó sexualmente de mí.

Me sentí morir. Cuando acabaron, me dijeron que no volteara. Yo solo quería irme de allí. Como pude, me puse al volante y salí, eso me marcó, porque tenía miedo y más de saber que quizá me hubieran infectado. Meses después enfermé como nunca. Me fui a hacer un chequeo y nada, no tenía nada. Después, a los meses nacieron mis sobrinos y mi hermana me pidió que fuera a donar sangre y lo mismo: no salí reactivo [al VIH].

Fue a principios de este año que me sentí mal, como con gripa y con un dolor en la garganta horrible. No fue eso por lo que me fui a hacer la prueba. Sabía que algo no andaba bien, aunque me sentía mejor que nunca. La prueba del VIH dio reactivo, pero no me espanté. No tengo miedo, lo he asimilado y quiero seguir viviendo y ver a mis hijos crecer. No me fui para abajo, al contrario.

De enero para acá disfruto mi vida como no tienen idea, el problema radica en que no se lo he dicho a mi esposa. No sé cómo planteárselo, es difícil porque a ella siempre le contaba casi todo. A raíz de eso disminuí mi distancia hacia ella ya que el verla, el ver a mis hijos me ponía mal. El quererle decir y no animarme porque me duele mucho. Aún es algo que me presiona. Sé que me apoyará, lo sé, pero no sé cómo planteárselo. Es lo más difícil ya no el decirle que lo tengo sino por qué lo tengo. Eso me mata, saben…

Espero que alguien haya pasado por algo similar y me pueda orientar. Lo del VIH lo tengo asimilado, es una oportunidad que el ser en el que creen nos da. Ya no es como antes aquí en México. Sí, hay mucha discriminación, pero ya no es como antes.

Yo me informé y vi todo, por eso, lo asimilé. Me cuido, pero lo otro… Eso sí me carcome y no me deja estar en paz. No sé qué decirle a mi esposa. Bueno espero que me lean y tengan empatía. Muchas gracias.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD