No era un sueño, era la verdad

Raúl

Hola mi nombre es Raúl soy de Perú, tengo 30 años y he crecido en una familia religiosa. Mi familia se enteró de mi condición sexual a los 22 años, pero me aceptaron como soy porque siempre fui para ellos una buena persona, respetuoso y sin conflictos. He tenido una vida sexual poco activa, siempre trate de cuidarme y pedir que usaran preservativo, pero no puedo negar que a veces he tenido roces sin penetración y sexo oral sin condón.

Siempre he tenido miedo a la prueba del VIH. En el mes de septiembre de 2016 me hice la prueba rápida y salí reactivo. No acepté en ese momento que a mí me estuviera pasando eso. Me convencí de que seguro que falló la prueba y me dije a mi mismo que no existía eso.

No acepté el tratamiento porque tenía la esperanza de que fuera un error y que tiempo después me repetiría la prueba y daría negativo. Me informé en Internet, incluso miré información donde decían que los seropositivos en pruebas rápidas tenían margen de error, que el VIH No existe, que es un cuento de las farmacias, que había casos que en un continente podría salir positivo y si te sacabas en otro podría ser negativo porque no existía el virus… pensé que eso sería cierto.

En el año 2017 he tenido gripe, dolores de amígdalas… cosas que antes no tenía frecuentemente. Conté mi problema a mi mejor amigo, que vive en Francia, y me dijo que cuando yo fuera a París me acompañaría a hacerme la prueba.

El 8 de enero de 2018 me hice la prueba en París y salí positivo en la prueba rápida. En todas me confirmaron VIH positivo. En ese momento se me fueron las esperanzas de tener un diagnostico negativo, pero no era un sueño, era la verdad.

Se me saltaron las lágrimas, pero gracias al apoyo de mi mejor amigo no me sentía solo y que necesitase recibir ayuda para poder llevar una vida normal porque el VIH no me matará. Solo tengo que cambiar mi rutina de vida y llevar un tratamiento.

Lo que es raro que me digan que podría yo haber contraído el virus hace 5 años. Sin embargo, me había hecho pruebas en 2015 y 2014 y salí negativo.

Hoy, 23 de enero de 2018, aún no me dan tratamiento. Solo me dieron para tomar un antibiótico al día. ¿Alguien sabe por qué podría ser?

Y tengo cita con el medico recién el 14 de febrero. A lo que tengo miedo es a quedarme solo y no poder tener un amor porque sé que será para mi difícil contar a alguien más lo que tengo y tengo miedo de hacer daño a los demás.

Me gustaría tener contactos con gente con el VIH. Ahora estoy en Paris hasta marzo, pero vivo en Lima (Perú).

Gracias por leer mi historia y fuerza para todos.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD