No dejaré que la enfermedad se apodere de mí

Axel

Mi nombre es Axel, tengo 19 años y soy de Perú. Hace unos meses (exactamente a inicios de noviembre) comencé a tener dolores fuertes de cabeza. En ese momento pensé que el dolor de cabeza era debido al estrés laboral.

Al día siguiente salí con mis amigos a bailar y tomé demasiado, y saliendo me puse a vomitar. Al día siguiente me sentía súper mal, no quería comer nada, me dolía la cabeza muy fuerte y me daban escalofríos. Pensé que era parte de la resaca. Pero no, pasaron los días y seguía igual, vomitando, con dolor de cabeza insoportable y sudoración por las noches.

Me fui al médico y me recetaron unas pastillas porque podría ser el hígado. Pasaron 3 semanas y seguía lo mismo. Adicional a esto me dio diarrea. Mi familia y todos mis conocidos cercanos pensaron que tenía el VIH. Fui a hacerme la prueba y salió negativo, me alegré demasiado y se me pasó el dolor de cabeza.

Sin embargo, hoy fui a unos ensayos médicos para empezar a tomar las pastillas de la PrEP y me hicieron todas las pruebas requeridas. Al darme los resultados el doctor leyó mal y dijo: “Todo salió bien”, pero luego se dio cuenta de que había leído mal y me dijo: “disculpa, salió reactivo, leí mal”. Yo no podía creerlo, le dije que confirmara bien, me quede en shock, mis lágrimas salían sin control.

El doctor me dio consejos y pautas para seguir un tratamiento y me hizo sentir mejor. Pero ahora que estoy en mi cama echado con mi almohada, no dejo de llorar. Sé que hice mal en no cuidarme, pero jamás quise que me tocara esto a mí, me siento muy mal. Pero no dejaré que la enfermedad se apodere de mí, la próxima semana empezaré a hacerme las pruebas requeridas para iniciar tratamiento. Sé que diosito me ayudará mucho. Tengo fe.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD