Necesitaba desahogarme

Prefiero no decirlo

Tengo VIH desde hace mucho años. Tuve una situación de riesgo y me hice la prueba en ese momento y salió negativa. Sin embargo, ya no me atreví nunca más a volver a repetírmela. Pero siempre pensé que tenía que hacerlo. Eso me cambió mi relación con los hombres (soy mujer y heterosexual).

Sólo tuve una pareja en mi vida y tengo 41 años. Y pude tener esa pareja porque le fui sincera. Y él se enamoró de mí en aquel momento.

Al acabarse esa relación después de unos años, ya no volví a intentarlo nunca más. No quise tener que ser sincera con nadie más y se apoderó de mí el miedo al rechazo. El VIH cambió muchísimo toda mi vida. En 2007 me confirmaron que tenía el VIH. Yo siento que me ha matado desde hace muchos años y ahora, con 41 años, creo que ya está llegando mi final.

Tengo miedo sí, pero también quiero descansar. Cada vez confío menos en las personas y siempre siento que doy demasiado a mis amigas y yo siempre me siento en la sombra. Ya ni siquiera me pregunto quién me va querer a mí. Simplemente a estas alturas ya he perdido la esperanza. Le agradezco a mi familia por darme tanto como me dan. Pero yo hace ya muchos años que me siento muerta.

El VIH acabó conmigo en todos los sentidos. Gracias por poder desahogarme aquí que, sinceramente, no sé si lo leerá alguien o no. Pero sinceramente prefiero que nadie lo lea. Lo que necesitaba era desahogarme.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD