Muchas veces me siento solo y me entran ganas de llorar

Anónimo

No sé por qué lo hice, no sé en qué momento pasó pero… ¡tengo el VIH! En 2015, después de un análisis de rutina del que no recuerdo el motivo, pedí a mi médico que me analizaran todo. Cuando me dieron el resultado sinceramente no me lo creí, pensé que era un sueño y tiré los papeles.

Más de un año después, tuve que ir por urgencias y el médico de guardia me dijo que no podía ponerme el tratamiento que realmente necesitaba porque mis defensas no lo aguantarían.
 
Recordé lo que mi médico me dijo que tenía y que había ignorado. Cosas del destino, mi médico me llamó a mi teléfono y me pidió que fuera a verlo. No sé, pero eso hice y me abrió los ojos.

Me remitieron las pruebas, me pusieron tratamiento y llevo como 8 meses en tratamiento.

¡Nadie lo sabe! Sólo mi médico y yo. Muchas veces miro a mi madre y me muero de pena en pensar el daño que le haría saber lo que tengo. No quiero que nadie lo sepa, sólo yo.

Muchas veces pienso en que ingreso por algún motivo y todos se enteran… Eso me pone nervioso. Creo que lo llevo bien, pero muchas veces me siento solo y me entran muchas ganas de llorar.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD