Mi hija es mi motor y la que me da amor puro

Carla

Todo empezó así: yo era una chica juntada, conocí a un chico y nos juntamos. Vivíamos felices y creí que ya todo estaría bien. Un día mi suegra me dijo que si podía donar sangre y le dije que sí. Yo me sentía bien pero cuando doné me hicieron análisis.

Al mes me entregaron mis resultados y como ya presentía, algo le dije a mi pareja que tenía miedo, Cuando fui a por los resultados, me pasaron con una doctora y me empezó a hacer preguntas. Finalmente, me dio el resultado: ‘VIH positivo’. Hace 2 años de eso.

Recuerdo que salí devastada. Marqué a mi esposo y luego él se hizo la prueba y salió negativo. Antes de conocerlo, había salido con un chico que posteriormente me enteré que tenía VIH.

Seguí con mi pareja un tiempo pero parecía que ya ni relaciones teníamos. Siempre ponía pretextos hasta que un día me dijo que ya no sentía nada por mí, que ya no me amaba y me dijo que me fuera de su casa.

Esto sucedió hace unos pocos meses y estoy en depresión. Ya no soy la misma. Cuando lo veo me pongo mal. Tengo una hija de 8 años y, gracias a dios, está sana. Ella es mi motor y la que me da amor puro.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD