Testimonio: Mi experiencia en positivo

Serpositivo

Hace poco más de un mes, recibí la noticia de mi estado seropositivo. Nunca podré olvidar aquel día que me sorprendió con una sentencia que nunca hubiese esperado.

Me sentí aterrado, amenazado, creí que de repente perdía todo el control de mi vida; mis proyectos, mis sueños, mis ilusiones, nada de lo que había pensado se haría realidad. Incluso pensé que mi pareja, con la que llevaba casi un año, podría abandonarme al enterarse de la noticia.

Sin embargo, no fue así, todo lo contrario; desde el comienzo de todo esto he contado con su apoyo, no me ha dejado sólo ni por un momento y ha sido mi gran columna en la que me he sostenido, y sigo sosteniéndome fuerte y positivo.

En mi caso, todo ha sido muy rápido; hace poco más de una semana comencé el tratamiento. Mi médico me dijo que si quería podía esperar, pero que era mi decisión. Me armé de fuerza y decidí que mejor comenzar cuanto antes; tenía que incorporarlo a mi vida, me gustara o no.

Afortunadamente, y tras unos pocos mareos y náuseas de los primeros días, el tratamiento no me causa ningún efecto secundario; sigo haciendo exactamente lo mismo que antes: trabajo las mismas horas, voy al gimnasio a diario, llevo una alimentación sana, y mi estado físico, gracias al deporte que practico, es excelente.

Aún me sigue pareciendo “extraño” el tener que tomar un par de pastillas antes de irme a dormir, pero sé que algún día lo aceptaré y lo asumiré como una rutina más de mi existencia, que me ayudará a tener una calidad de vida digna, como de la que ahora gozo.

Mi pareja, mi gran amor, sigue a mi lado. Los días siguientes a saber el diagnóstico mi estado de tristeza y depresión fue muy profundo, pero él me decía que lo único que iba a cambiar entre nosotros es que nos querríamos más. Y así es. En un mes, ha crecido un amor inmenso entre nosotros, que nos ha hecho más fuertes y humanos el uno con el otro.

Me ha ayudado a seguir disfrutando del sexo, algo a lo que llegué a pensar que renunciaría porque no me lo merecía, imponiéndome así mi propio castigo. Por supuesto, tomamos precauciones. Como seropositivo, considero que he de ser responsable sexualmente; conmigo mismo, y por supuesto con los demás, pero esto no quiere decir que no pueda sentir el placer de hacer el amor con la persona que amo.

Sólo él y una amiga muy íntima saben el problema. En la actualidad, no me preocupa demasiado tener que contarlo a más gente. Sé que, hoy por hoy, aún no me siento preparado para ello, y tampoco tengo la necesidad de hacerlo. Después de todo, forma parte de mi intimidad y tengo pleno derecho a decidir cómo afrontarlo en ese sentido.

Estoy seguro de que, en unos años, la medicina nos sorprenderá con una grata noticia y podremos librarnos del bichito de una vez por todas. Mientras tanto, me aferraré a lo que haga falta con tal de levantarme cada día como la persona vital que siempre he sido, aunque me suponga tomarme dos pastillas diarias. Creo que en cierto modo somos egoístas, y no tenemos en cuenta a las personas que mueren en países subdesarrollados por no tener acceso al tratamiento. Y tampoco a todos aquellos primeros infectados de los años ochenta para los que no había esperanza.

En definitiva, intento cada día ser una persona fuerte, optimista y positiva. Algo que me ha ayudado mucho ha sido plasmar mis experiencias, sentimientos, pensamientos, etc. en un blog, que a la vez espero que sirva para contagiar de positividad a personas que pueden sentirse identificadas conmigo.

El blog es: www.maspositivos.blogspot.com. Cualquier comentario o persona que quiera ponerse en contacto conmigo puede hacerlo a través del e-mail serpositivo Me encantaría conocer gente para compartir experiencias positivas.

Gracias a esta web por darme la oportunidad de expresarme.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD