Testimonio: Mi confidente y amigo

Roy

Soy hombre maduro, pasivo, mexicano y radicado en EE UU.  En 1989, me diagnosticaron VIH.

Para mí, esto fue una sentencia de muerte a corto plazo.  Lloré, sufrí depresión, sudores nocturnos, y en fin, nunca creí que me recuperaría de esto.  Nunca he tenido el valor de hablar con alguien de esto que me pasa; sólo mi médico ha sido mi confidente y amigo.

He tenido la oportunidad de chatear con varias personas en el nuevo chat que encontré en esta página web y me siento muy contento de sentir que tengo amigos que me ayudan a compartir mis tristezas, alegrías y decepciones.

Aún disfruto de excelente salud y una de las cosas que más deseo en la vida es encontrar a alguien con VIH con quien compartir mi vejez y no sentir tan fuerte la soledad.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD