Testimonio: Hoy, me siento afortunado

Gustavo

Hace 20 años, aparecieron en mí los anticuerpos del VIH. Fue lo más terrible (…) Hoy por hoy, me considero una persona sumamente afortunada. No ha sido fácil, pero sin duda han sido los años más importantes de mi vida.

Hola amigos. Gracias por este foro. Mi historia no es muy diferente a la del resto de millones de infectados por el VIH/sida.

Hace 20 años, aparecieron en mí los anticuerpos del VIH. ¿Cómo? No lo sé, pero estaban ya en mi cuerpo. Fue lo más terrible. ¿A qué me expuse? Al horrible temor de morir, a no saber qué pasaría y en cuanto tiempo.

¿Cómo se produjo? De la manera más vil. Trabajaba para una empresa transnacional en México -mi país-, la cual mandó hacer los análisis médicos habituales a cada empleado, sin consultar. Ellos mismos me hicieron la prueba, que dio positivo.

Es largo de contar. Me expulsaron de mi trabajo sin más y sin nada. Acudí a Conasida [lo hice por sus siglas] en mí pais y me dijeron que me quedaban ocho meses de vida y sin ninguna calidad. Imagínense: me quería morir.

Sin trabajo y siendo portador del VIH, me dejó mi pareja sentimental. Lo tuve que ocultar a mi familia por razones obvias. En fin, fue espantoso.

Los primeros cinco años fueron pavorosos. Fue un continuo entrar y salir del hospital. Durante ese tiempo, volví a trabajar y conseguí una mejor calidad de vida poniéndome bajo tratamiento.

Lo pasé mal, pero vivo. Llegó una nueva persona a mi vida y me aferré a ella. Hubo cambios sumamente fuertes en mi existencia, pero eso me ha mantenido vivo.

Me hice activista junto a mis compañeros del hospital donde me trataba, logrando cosas importantes.

Tengo la suerte de viajar a congresos y de aprender más sobre el problema global del VIH/sida.

Hoy por hoy, me considero una persona sumamente afortunada. Los ocho meses de vida que me dieron ya son 20 años.

No ha sido fácil, pero sin duda han sido los años más importantes de mi vida. Ahora, tengo a una famlia que me ama.

En el futuro, espero estar y celebrar que ya existe una cura para el sida. Nada me haría más feliz. Deseo que así sea.

Les agradezco la oportunidad que me brindan de compartir con ustedes un pedacito de mi vida.

Gracias España, recibe un saludo de Gustavo, desde México.

Mil gracias.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD