Testimonio: Más gente como vosotras

Javier

Querida Amparo,
Tu situación es una copia exacta a la mía, con tan sólo dos diferencias:

  1. Yo estaba casado cuando me dieron la noticia.
  2. Ya llevo dos años con el tratamiento y afortunadamente hasta el momento no he tenido ningún tipo de efecto secundario.

 
Hace cuatro años tras una donación de sangre me dieron la "agradable" noticia de mi infección causada por el "a mí nunca me pasará". (¡Cómo me arrepiento cada vez que pienso en esa maldita frase, supongo que también muy repetida por ti!)
 
Yo, a excepción de mi mujer (por razones obvias), también decidí no informar a mi familia, ya que no quería que vivieran la misma situación tan desagradable por la que pasé, pues, aún hoy en día, existe mucho desconocimiento social sobre nuestra enfermedad y automáticamente se asocia "SIDA" con "MUERTE".
 
Por suerte, mi mujer no se infectó en todos esos años que mantuvimos relaciones sin protección y aún hoy nuestra relación sigue hacia adelante.
 
Lo que no deseo ni a mi peor enemigo son los tres meses que viví desde que me diagnosticaron la infección hasta que se confirmó la ausencia del virus en su organismo. Por supuesto también escondí la información sobre el periodo ventana para no preocuparla más de lo que ya estaba.
 
Tras el susto y temores iniciales, por los que entiendo hemos pasado todos y todas, mi vida no sólo no ha cambiado, sino que ha mejorado considerablemente.
 
La infección me ha servido para darle mucho más valor a la vida y sobre todo, tras varias inseminaciones mediante la técnica del lavado de esperma, hemos sido padres de dos fantásticos mellizos.
 
En cuanto a tu pregunta de "dónde estamos" en mi caso creo que será difícil que salga de mi "armario particular" hasta que no tenga la certeza de que no se marginará socialmente a mí y sobre todo a mis seres más queridos por mi condición de "positivo".
 
He leído muchas veces que ésta es una actitud cobarde, pero yo creo que es todo lo contrario ya que en mi caso no he hecho "pública" mi situación pensando más en mis seres queridos que en mí mismo. Muchas veces me hubiera ido muy bien tener el apoyo de mi madre, padre, hermanos y "amig@s" para poder hablar con alguien y poderle contar mis sentimientos y sensaciones al respecto.
 
Hasta que esta sociedad deje de ser tan hipócrita creo que vamos a tener que ayudarnos entre nosotr@s.
 
Un abrazo muy fuerte.
 
Javier
 

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD