Testimonio: Maldita lipodistrofia

Javier

¡Hola! ¿Qué tal? Me llamo Javier, tengo 33 años y hace 4 que mi vida cambió hacia un rumbo muy desagradable.

Primero pensé que me iba a morir, pero no, hay tratamiento para combatir esta terrible enfermedad. Uno toma conciencia de ello y luego lo sobrelleva. Luego empecé a averiguar y me di cuenta de que el tratamiento te salva la vida, pero por el contrario, también te quita mucha parte de ella, te quita una gran parte de su calidad y te puede traer otras enfermedades y trastornos.

Estuve un año y medio tomando correctamente las pastillas con excelentes resultados. Hasta que empieza a ocurrir algo que en mi caso es igual o peor de desagradable que el hecho de saber que tengo VIH: esta nueva enemiga tiene nombre propio, lipodistrofia. Algo que jamás pensé en mi vida iba a padecer. ¿Con qué costo uno sigue viviendo gracias al beneficioso "cóctel"? Con un costo altísimo. Con un costo terriblemente alto, tan alto que hasta incluso he pensado en el suicidio como nunca antes, ni siquiera cuando me enteré de la presencia de la enfermedad en mí.

Sigo viviendo gracias a las pastillas, pero con el GRAN peso de ver cómo mi cuerpo cambia rápidamente, muta, mi identidad física (mi cara) se transforma terriblemente, se deforma de forma tal que el virus intenta manifestarse a toda costa pese a su "indectectabilidad".  Luego llega ella, la crónica y terrible depresión, las fobias sociales, la rotura de espejos en mi casa,  el enfrentamiento a este "cuerpo y cara" nuevos y totalmente desagradables y en constante degradación y sobre todo, al inmutable silencio de la ciencia y los médicos frente a este mi gran y terrible problema: la maldita lipodistrofia.

¿Quién quiere seguir viviendo y ver cómo uno se transforma en alguien con aspecto de haber estado en un terrible y siniestro campo de concentración? Definitivamente yo no.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD