Testimonio: Lo comprendo

Héctor

Pues por contar que no quede. Al principio, por dejarme llevar por las emociones, practicaba sexo no seguro.

Soy latino y me sucedió estando en España. Estuve casado fielmente con mi esposa 13 años y tuve un hijo. Llegado a este punto, quise dedicarme a llevar una vida gay, que es la que me gusta, y no tomé las debidas precauciones. Pensaba que estaba sano.
 
En julio de 2008 conocí a un chico genial y practicamos sexo sin preservativo, porque pensaba que estaba bien de salud. Él sí lo estaba: se había hecho la prueba del VIH. A los seis meses me la hice yo y di positivo.

Qué chasco. Los dos sufrimos mucho; él más, con 22 años. Pensé, y también él, que se había infectado, pero no fue así, gracias a Dios. Quizá porque mi carga viral era nula o muy baja, no lo sabemos. La cuestión es que ya me ha dejado, puesto que, pese a tomar precauciones, él tenía mucho miedo. Lo comprendo.
 
He perdido al amor de mi vida por mi cabeza, pero ya es tarde. Es muy joven y quiero que siga adelante con una persona sana.
 
¿Qué me queda? Compartir mi vida con una persona seropositiva y que sea capaz de quererme.
 
 
Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD