Testimonio: La vida de otro color

Dontworry

Hola a todos,
Estos días hace un año que, por un dolor de garganta, pedí un análisis completo. Todavía recuerdo cuando, al final de todo de los resultados, vi la palabra "positivo" y, justo a la izquierda, las siglas VIH. No le deseo a nadie ese momento: parece que todo se ha acabado, el corazón se dispara, y te inunda una tristeza y una sensación de impotencía y culpa que aún hoy siento de vez en cuando.

Me sentía menos persona; era una sensación que nunca jamás había experimentado. Yo era una persona de éxito tanto profesional como personal. Un ligón simpático y divertido, con vicios no muy saludables, eso  sí. De pronto, el mundo cayó sobre mi cabeza y me convertí en una sombra de lo que había sido.

Estoy casi seguro de que ese condón roto tuvo la culpa, pero dudaba de si las inyecciones para adelgazar en un cutre centro de estética podrían haber introducido el VIH en mi sangre. Ahora, realmente, me da igual cómo fue y sólo pienso en el futuro.
 
En esos días, me había separado de mi novia y había vuelto a mi vida de crápula y de fiestas sin fin. Lo peor fue avisar a las personas que habían tenido relaciones conmigo, y todas sin protección. Doy gracias porque ninguna se había infectado y eso fue un alivio.
Una de ellas era mi ex; fue lo peor. Pero hoy tengo que decirle que es la mejor y que la quiero con locura. No dudó ni un segundo en estar ahí apoyándome y queriéndome.

He empezado a tomar medicación para poder tener un hijo con ella. El tratamiento me hace estar seguro ante la vida; me siento normal. Bueno, más o menos, eh. Sólo espero que, algún día, podamos salir de esta clandestinidad en la que yo al menos me veo envuelto.
Para terminar, y aunque parezca una locura, tengo que agradecer, en cierto modo, el ser seropositivo, ya que mi vida estaba vacía y quién sabe cómo hubiera acabado.
 
Ya hace un año que no me drogo y tengo otros valores, veo la vida de otro color, y la muerte también, por qué no decirlo. Ahora, tengo menos miedo.

Espero que, por lo menos, ayude a alguien con mi historia, como a mí me han ayudado las historias que he leído.

La vida sigue, y como en mi caso, sigue para mejor. Aunque es inevitable pensar un poco en esto cada día, ya veréis que la vida es preciosa.
 
Espero que tengáis la suerte de encontrar a la persona que os haga feliz y os quiera, como la tengo yo en estos momentos. [Cariño, te quiero.]

Suerte a todos y adelante.
 

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD