Testimonio: Inclinar la balanza

Antonio

Siento decir que, ahora mismo, mi historia es decadente. Soy heterosexual, divorciado y con dos hijos. Y no tengo a nadie con quien compartir el diagnóstico de VIH positivo que recibí hace apenas mes y medio.

Intento ser fuerte y afrontar con valentía este problema, tal y como he hecho con los problemas que han ido surgiendo en mis 44 años de vida. Pero es diferente. Muy diferente. No tengo a nadie en quien apoyarme, incluso, mi mayor preocupación actualmente es que esto no trascienda a otros aspectos de mi vida, como el laboral o familiar (estaría entonces realmente acabado).

La vida y la muerte no tienen tanta importancia como pensaba. Sólo mis hijos hacen inclinar la balanza hacia el posible futuro.

Los que ya lleváis tiempo con esto lo veréis de forma diferente, supongo.

Si intento dejar de fumar, fracaso a las pocas semanas y me derroto en una nueva borrachera. Y todo el deporte que he hecho y el cuidado en la alimentación quedan en un "¿para qué?".

Y vuelta a empezar. Por mis hijos, claro.

Aún no comprendo que algunos de vosotros busquéis pareja aquí. Lo siento, no acabo de entenderlo. Me imagino que va por fases psicológicas. No sé.

De momento, sólo pediría que alguien, desconocido, me ayudara a ver esto como lo veis muchos de vosotros: con optimismo.

Pero que nadie se alarme. Como ya dije, llevo poco tiempo en esto y mi energía vital es mayúscula. Con lo que no he podido enfrentarme hasta ahora es con la soledad y la continua mentira que rodea mi vida desde que enfermé.

Gracias por leerme. Es la primera vez que, de alguna manera, me desahogo.

Gracias.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD