Testimonio: Identificado contigo

Víctor

Tengo 34 años, soy del norte de España, Asturias, y hace tan sólo unos días que he descubierto esta página y nuestras historias personales.

 Resulta extraño, porque yo hace más de 12 o 13 años tuve problemas con las drogas, pero para nada me siento ya identificado con ello. Además, mi diagnóstico VIH llegó años después, tras haber mantenido relaciones sexuales con una chica que ni siquiera imaginaba ser positiva, y a la que, lógicamente, yo quería y era mi pareja. Desde entonces no encuentro la forma de abrir la puerta a otras relaciones, pues yo mismo observo que infundimos miedo, cuando menos cautela y recelo, aunque yo tenga el mismo aspecto sano y natural que cualquier persona. No tomo ningún tratamiento, porque no me ha hecho falta hasta el momento. El médico quería probar, pero yo tengo muchas dudas y mis defensas se mantienen bastante bien, así como mi carga viral, que mantengo a raya con mis ganas de vivir y hábitos que llenan mi vida. Sin embargo, estoy solo, y escribo, leo, salgo, trabajo… y siento que no puedo ni quiero que así sea mi vida por más tiempo: necesito reflejarme en alguien.
 
Me sentí más identificado contigo, Antonia, y también contigo, Amparo, sin desmerecer en nada otras opiniones e historias.
 
Yo trabajé con personas que tenían problemas, y entre ellos problemas de drogas, pero también muchos otros. Acabé abandonándolo porque supe que yo era ya otra persona y que jamás había sentido como propio las vivencias que me encontraba día a día. Tal vez ocurran estas cosas a veces y haya gente que nunca haya probado las drogas, y otros que aun habiéndolas probado sepan que no va con ellos, y así es mi caso. Es bastante complicado encontrar un sitio para nosotr@s, al menos para mí. Y si un día decido compartir con alguien de confianza que vivo con VIH, solamente será eso, unas palabras que se dicen y llevan una información implícita pero poco más. Lo sé porque lo que a mí me queda es la misma soledad, y sé que quiero y necesito poder comunicarme con vosotr@s, porque tampoco el/la médic@, por mucho que se empeñe, puede darle autenticidad a las palabras "sé de lo que hablas, qué sientes, quién eres y por qué…". Quizás pido demasiado, no lo sé, pero yo no dejaré de intentarlo como hasta ahora.
 
Si queréis podríamos contestarnos, hablar, y hasta conocernos, ¿por qué no?
 
A día de hoy llevo una vida aparentemente normalizada, y nada me diferencia de cualquier otra persona. No obstante, yo me siento diferente porque después de todo lo soy, y quiero tener la esperanza de que habrá chic@s que no hagan una diferencia tan marcada en cuanto a nosotr@s. Y esas personas somos nosotr@s, ni más ni menos, y entre todas las personas con VIH, seguro que unas pocas podremos coincidir en varios puntos de vista y, por tanto, darnos cositas muy importantes y delicadas, tanto que van directamente a mi felicidad o realización interior. Lo demás ya puedo (y podemos) hacerlo como todo el mundo.
 
En fin, hablo demasiado, y siempre puedo seguir escribiéndoos en otro momento, y seguro que lo haré.
 
Si alguien entra en esta página, y piensa por un momento que tiene algo que contar, que lo haga, por favor, yo estaré esperando desde aquí, porque igual que Amparo y Antonia, y otras personas, podéis hacerme y haceros bien.
 
A más ver.
 
Víctor

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD