Testimonio: Esperemos una cura pronto

Robin

Yo siempre fui muy cuidadoso, no sé cómo pudo pasar, supongo que la confianza en un noviete. Llevaba dos años con diferentes enfermedades menores. Nunca pensé que fuese a causa del VIH. De repente, el verano pasado, me empezaron a picar las ingles, hasta que un dermatólogo me pidió que me hiciera la prueba del VIH y di positivo.

Estuve deprimido casi dos meses, para mí fue como una losa que te cae en la cabeza sin esperarlo. Crees que el mundo se termina, porque nunca piensas que puedas ser tú. En fin…

Luego te das cuentas de que hay mucha gente enferma con el mismo virus, que no es lo que era en los años 80 y principios de los 90. Que la vida sigue. Que los medicamentos son muy buenos, que hay que cuidarse y que el hecho de que lo tengamos en secreto hace que nuestros amigos, hermanos y sobrinos se sigan infectando porque nadie les dice que el virus del amor esta acechándoles y de que hay más gente con VIH de lo que se imaginan.
 
Esperemos una cura pronto, porque la gente sigue follando sin condón, a pesar de saber lo que hay fuera.

Recomiendo hacerse la prueba si se realizan prácticas de riesgo; cuanto antes se entere uno, mejor. Así, los tratamientos serán más eficaces.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD