Es un nuevo comienzo, una nueva vida

Pepe

Hola, mi nombre es Pepe, tengo 36 años y soy de México. No saben la emoción que fue para mí encontrar esta página y poder leer, entender y reflexionar sobre las diferentes historias que aquí escriben. Me animé a escribir y contar mi relato porque leí historias con las que me identifiqué mucho y espero que la mía también le sirva a alguien.

Fui diagnosticado del VIH el pasado mes de marzo de este año. Está de más decir que fue devastador para mí enterarme. Pues nunca fui promiscuo y siempre fui muy cuidadoso, por lo tanto aún no sé con certeza el motivo por el cual me infecté (pero eso ya ahora no importa, vivo en el presente y es en lo que me tengo que enfocar).
Me di cuenta porque de un tiempo para acá me enfermaba continuamente. Nada grave, solo resfriados y dolores de cabeza esporádicos. La gente que estaba a mi alrededor me decía que estaba adelgazando muchísimo, pero yo lo veía normal porque me la pasaba a dieta todo el tiempo (grave error).

Total, para no hacer la historia más larga, me hicieron la prueba y salió positivo. De verdad que ha sido una de las peores experiencias de mi vida y claro que por un momento pensé que iba a morir inmediatamente, por lo que mi error fue volcarme totalmente en la bebida. Esto solo complicó mucho más mi estado de por sí ya deplorable… no podía caminar, se me dificultaba la vista, tenía unos dolores terribles en todo el cuerpo y me la pasaba en los hospitales.

Solo le confié mi diagnostico a 2 personas muy cercanas y fueron las que estuvieron muy al pendiente de mí durante ese horrible proceso. No sé de dónde tome fuerza para salir adelante. Empecé con mi tratamiento hace apenas 5 meses y pensé que ya no me iba a servir para nada, que ya estaba del otro lado y, ¿qué creen? Me siento como nuevo, incluso mucho mejor que antes de que supiera de mi padecimiento.

El punto es que he leído bastantes relatos de personas que tienen miedo de empezar el tratamiento o de sus efectos secundarios. Yo les puedo decir que no tengan temor, que no pasa nada. Yo me he sentido completamente bien, incluso la gente me dice que me veo totalmente diferente hasta antes de que entrara en la crisis que les comenté. Ahora soy indetectable.

Como dicen, es un nuevo comienzo, una nueva vida, claro que me cuido mucho más de salud, trato de comer lo más saludable que pueda, no ha habido ni un solo día que desde entonces deje de tomar mis antirretrovirales. Estoy soltero, pero tengo mucha familia que cuidar y que me necesitan como para darme por vencido.

Ahora ya me animé a contárselo a otras 3 personas muy cercanas y me encantó porque me apoyaron y están conmigo en todo momento, ayudándome con este proceso, ya que en inicio no contaba con nadie, no podía desahogarme con nadie.

Y los encontré a ustedes, que me han resuelto muchas dudas, con sus historias me han motivado, me han hecho sentir que no estoy solo atravesando por esto y que es una nueva oportunidad de vida.
Aprovechando quería preguntarles, me gustaría salir de viaje, pero tengo miedo a ser discriminado por traer mi medicamento en mi equipaje, es decir, tengo mi receta y todo, pero, ¿alguien ha tenido problemas en el aeropuerto, o en alguna aerolínea? Me da mucho miedo enfrentarme a eso. Ustedes qué me recomiendan. ¿Alguien ha pasado por alguna situación así?

Que el ánimo no decaiga, si no se han hecho el test, les recomiendo que se lo hagan cuanto antes. Les mando un fuerte y cálido abrazo y espero leerlos muy, muy pronto y aquí seguiré leyendo sus historias de vida.
 
Muchas gracias por compartir sus historias, por la fuerza, entereza y valentía de todas las personas que se animan a escribir aquí. Saludos.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD