El VIH, una lección de vida

Jesús

Hola, soy de Venezuela, tengo actualmente 44 años y vivo con el virus [del VIH] desde hace 19. Al principio fue difícil, porque, cuando me enteré de que era positivo tuve tanto miedo que agarré el examen de VIH y lo tiré por el excusado, ya que ese mismo día, por la mañana, antes de buscar el examen ELISA, estaba viendo una película de cómo moría la gente por esta enfermedad.

Solo quiero decirles a todas aquellas personas que piensan que van a morir pronto por esta enfermedad, pues que no es así y deben saberlo.

Dejé el tratamiento [antirretroviral] por 5 años y caí en el mundo de las drogas. Fueron 5 años consumiendo piedra y otras drogas casi todos los días. Me prostituí y caí en cualquier bajeza que se puedan imaginar solo por obtener dinero para comprar la droga, que me hacía supuestamente olvidar los problemas. Llegué a pensar que toda mi vida se derrumbaba, que tenía esta enfermedad que me volvía como loco.

Perdí la oportunidad de graduarme de mi carrera como docente. La abandoné y llegué a tanto que robé a mi familia para estar en la calle. No comía bien y dormía bajo la lluvia y los puentes, drogándome todos estos años. Cuando no tenía dinero incluso con el gas que salía de un yesquero me sentía drogado y relajado. Continué así por dos años más.

Una noche resulta que me hospitalizaron por problemas respiratorios. Me preguntó el médico que a cuánto estaba de carga viral [del VIH] y yo no entendí bien eso, debido a la poca fe y mala información que tenía de la enfermedad. También por no aceptar que la tenía. Eso me hizo alejar y me desvié desde un principio. Esa noche el médico me dijo estas palabras: “Vas a partir a un mundo mejor”. Me contó que para que un ser humano estuviera así era porque no se quería y había perdido la fe.
 
Cinco cosas les digo: 1) Hoy estoy bien, tengo carga indetectable y un trabajo extraordinario porque terminé mi carrera. 2) Nunca pierdan la fe en sí mismos porque ustedes todo lo pueden. 3) No se dejen aterrar por esta enfermedad y circunstancias. 4) Todo se trasforma y cambia de forma cuando piensan con la cabeza fría. 5) Por último, es mentira que este virus les mate de inmediato (yo duré tanto tiempo pasando por esto y mi cuerpo lo soportó).
                                    
Soy la persona más feliz del mundo y soy seropositivo. Mi mejor aprendizaje en esta vida eres tú, VIH.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD