Amé a mi ex, acepté y perdoné sus infidelidades

Paz

Hola, tengo 23 años, mujer, estudiante y ahora estoy embarazada de 20+3. Hace dos años empecé una vida saludable, bajé el sobrepeso que tenía y hacia ciclismo 5 veces a la semana. Todo mi organismo estaba bien.

Quedé embarazada y me enviaron hacer los exámenes prenatales. Todos llegaron, menos uno. En Chile si el examen del VIH sale positivo en el laboratorio lo envían al instituto de salud pública en Santiago y se demora 3 Semanas en llegar. Creí que llegaría bien y que solo me estaban tramitando por el tema del embarazo, que suele bajar las defensas.

Pasó el mes, me entregaron los resultados y venían positivos. Me quería morir. Doy gracias a Dios de los padres que me dio. Sin ellos no estaría acá ahora. Me han apoyado en todo, me acompañan a cada examen y cada cita con mi médico.

No sé qué será de mi vida ni de la de mi hijo. ¿Quién querrá casarse con una mujer enferma? Nadie. Ni yo lo querría.

Estoy en el proceso de hacerme los análisis de carga viral y CD4. El análisis de carga viral llegó ya y está en 70.400 copias/mL y no tengo idea de qué significa eso.

Jamás fui una mujer loca. Nunca he consumido drogas, ni he ido a discos. Siempre preferí estar en casa un sábado por la noche.

Amé a mi ex, acepté y perdoné sus infidelidades y ahora pago por eso.
Todos mis sueños, anhelos y aspiraciones que tenía en mi vida se han ido por la borda en un par de semanas. No tengo ganas de salir de mi pieza, ni hablar con nadie. A veces ni puedo dormir. Solo Dios sabe cómo es que sigo viva.

Si se preguntan por cómo lo supe, jamás me enferme de gravedad, he gozado de buena salud. Si me resfrío, a la semana o a los días estoy sana. Si no hubiera sido por mi embarazo jamás lo hubiera sabido.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD