Se prueba en ratones una formulación inyectable de acción prolongada de la pauta antirretroviral formada por dolutegravir, lamivudina y tenofovir DF

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

De conseguir una versión para humanos, se prevé que la combinación podría autoadministrarse en forma de inyección subcutánea una vez al mes

Un equipo de investigadores de EE UU ha realizado importantes avances en el desarrollo de una formulación inyectable de acción prolongada de la combinación antirretroviral actualmente más recetada en el mundo compuesta por tenofovir disoproxil fumarato [DF], lamivudina y dolutegravir. Su trabajo se recoge en un artículo publicado en la revista AIDS, donde se detalla que han combinado con éxito dos tipos diferentes de compuestos (solubles y no solubles en agua) utilizando nanopartículas combinadas de fármacos. Aunque admiten que la formulación sólo tiene una duración de un mes, esto supone un paso importante en la búsqueda de soluciones de tratamiento antirretroviral de acción prolongada. De este modo se intentan abordar los desafíos de adherencia asociados con la toma diaria de comprimidos de administración  oral. Por otro lado, si se obtiene una formulación inyectable de acción prolongada de tenofovir DF, también podría utilizarse en el tratamiento de la hepatitis B (al ser un fármaco activo también frente a este otro virus).

El tratamiento antirretroviral ha supuesto un aumento de la esperanza y calidad de vida de las personas con el VIH. No obstante, sigue trabajándose por mejorar algunos aspectos, como la necesidad de mantener una adherencia elevada. En la actualidad, esto implica tomar los comprimidos del tratamiento cada día tal como fueron pautados. En este sentido, los tratamientos inyectables ofrecen una posibilidad de reducir la frecuencia de administración. En Europa, ya está disponible la combinación inyectable de acción prolongada de cabotegravir (Vocabria®) y rilpivirina (Rekambys®) [véase La Noticia del Día 11/01/2021] para el tratamiento de la infección por VIH o lenacapavir (Sunlenca®), aprobado para el tratamiento del VIH multirresistente (véase La Noticia del Día 07/09/2022).

A pesar de todo, estas opciones aún no están disponibles en países de ingresos bajos y medios, donde precisamente reside el mayor número de personas con el VIH. La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye la combinación de dolutegravir, lamivudina y tenofovir DF entre opciones preferentes en el tratamiento frente al VIH. Se calcula que unos 19 millones de personas la toman en todo el mundo. Por tanto, disponer de una versión inyectable de esta combinación contaría con la ventaja de que los costes de fabricación de los tres fármacos serían bajos, a lo que habría que sumar el conocimiento ya acumulado de los sistemas sanitarios sobre el manejo de los posibles efectos adversos de esta medicación.

Con este fin, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington (EE UU) ha utilizado tecnología de nanopartículas para desarrollar una formulación inyectable de dolutegravir, lamivudina y tenofovir DF.

El uso de estas nanoestructuras permite evitar que los fármacos se descompongan en el hígado y permanezcan en el torrente sanguíneo. La nanotecnología también permite la administración por inyección de fármacos poco solubles en agua, así como la posibilidad de hacerlos llegar a tejidos u órganos de forma específica.

La formulación se probó en cinco monos que recibieron la mezcla de nanopartículas con la combinación de fármacos. Sus efectos se compararon con los de un grupo control de dos monos que recibieron inyecciones de los tres fármacos disueltos en líquido, pero sin usar la tecnología de nanopartículas. Tras la inyección, se recopilaron muestras de sangre a intervalos regulares durante cuatro semanas. El objetivo era medir el contenido de fármaco en las células mononucleares de sangre periférica.

El primer día tras la dosificación se observó que la concentración de cada uno de los fármacos de la formulación de nanopartículas alcanzó niveles máximos equivalentes a los de los fármacos no formulados recibidos por el grupo de control. Sin embargo, los fármacos no formulados ya no podían detectarse en plasma a los tres días. Por su parte, la formulación con nanopartículas consiguió mantener la concentración por encima del nivel IC90 (la concentración objetivo del fármaco, capaz de inhibir la replicación viral en un 90%) durante al menos cuatro semanas.

En el caso de la formulación con nanoparticulas, se observó que las concentraciones celulares fueron superiores a las concentraciones en plasma para los 3 fármacos. También se advirtió que las concentraciones celulares de cada fármaco fueron mayores siete días después de la administración que dos días después.

En función de los resultados obtenidos, los autores del estudio afirman que esta formulación permitiría una dosificación subcutánea mensual. Al tratarse de una inyección subcutánea, también se abre la posibilidad de que sea autoadministrada.

Este estudio también pone de relieve la posibilidad de usar la formulación de tenofovir con nanopartículas como tratamiento de la hepatitis B. Una formulación inyectable de tenofovir de acción prolongada que eliminara la necesidad de tomar pastillas a diario resultaría atractiva para muchas personas con hepatitis B. No obstante, cabe mencionar que existe la posibilidad de que una formulación inyectable suponga retos para los sistemas sanitarios de los países con menos recursos. Esto es así debido a que muchos productos inyectables necesitan cadenas de suministro en frío y refrigeración en dichos centros sanitarios.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Perazzolo S, et al. A novel formulation enabled transformation of 3 HIV drugs tenofovir-lamivudine-dolutegravir (TLD) from short-acting to long-acting all-in-one injectable. AIDS, published online 25 August 2023.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD