Cómo mejorar la comunicación en la pareja

Raquel Lavado

La capacidad de comunicar y escuchar de un modo eficaz es una habilidad que podemos aprender aplicando tan sólo un poco de esfuerzo y observando nuestro diálogo interior y exterior, tanto nuestros pensamientos como las palabras que emitimos.

Vivir con VIH puede ser un obstáculo que puede afectar a la comunicación en la pareja. Al iniciar una relación, tendremos que valorar en qué momento y cómo vamos a comunicar a nuestra pareja nuestra situación. Si él (o ella) también vive con VIH podría ser más fácil la comunicación, si no, tendremos que ser asertivos y transmitirle la información de que dispongamos sobre el VIH y las vías de transmisión y hablar claramente de sexo seguro. Tendremos que ser claros cuando necesitemos cualquier tipo de ayuda y aprender a pedir. Quizá queremos que nos acompañe a nuestras visitas médicas y compartir nuestras inquietudes. Será de gran ayuda ponernos en el lugar de la otra persona y comprender que, si no está viviendo la misma situación, algunas cuestiones no las entenderá al cien por cien en un principio, a menos que le contemos nuestras experiencias, como por ejemplo el miedo al rechazo, a enfermar, o todas las cuestiones íntimas de ese tipo que nos surjan.

Ahora, veamos cuáles son las interferencias que surgen en el proceso comunicativo, los errores más frecuentes que cometemos en la comunicación de pareja y algunos consejos prácticos para que ésta se mantenga de un modo positivo.

  • Ser muy claro a la hora de expresar las necesidades, deseos y temores; nuestra pareja no tiene por qué saberlos de antemano.
  • Plantear los diálogos de un modo constructivo en vez de plantear discusiones. Para ello, no alzar la voz, utilizar un tono cariñoso, mostrar aprecio y ternura, no criticar, no perder el respeto al otro, no usar verbos como deber o tener, y sustituirlos por ‘me gustaría’, ‘te importaría’.
  • Mostrar interés por los temas que le preocupan al otro.
  • Reconocer tus errores y aprender a pedir perdón. Cuanto antes busques una vía de negociación para la reconciliación, mejor. No la postergues; se trata de llegar a un consenso y no de ganar la batalla.
  • No te guardes las preocupaciones, los problemas hay que tratarlos.
  • Manifestar los desacuerdos, pero siempre pensando en encontrar una solución.
  • Tener un papel activo; no te acostumbres a delegar en tu pareja la toma de decisiones importantes, da tu opinión.
  • Las mujeres tienen más tendencia a contar todo lo que les sucede a lo largo del día, ellos son más reservados; respetemos la intimidad de cada uno.
  • Presta toda tu atención cuando estéis dialogando, apaga la televisión o deja para después lo que estés haciendo.
  • Confirma que te ha entendido.
  • Tu pareja es un espejo que refleja muchas de tus virtudes y cualidades, pero también tus defectos.
  • Sé breve, personaliza los comentarios, resalta los acuerdos.

Aparte de la comunicación verbal, hay que alimentar la relación con otras actividades, como divertirse y reírse juntos, compartir alguna actividad de ocio, seguir conquistándose y, al mismo tiempo conservar, un poco de independencia.

Si quieres ampliar la información: Robinson J. Comuníquese con su pareja. Ediciones Obelisco.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD