Trizivir®

El equipo de gTt

TRIZIVIR® (abacavir o ABC+lamivudina o 3TC+zidovudina o AZT)
es una combinación de tres medicamentos antirretrovirales para tratar la infección por VIH: abacavir, lamivudina y zidovudina en un comprimido. TRIZIVIR® contiene tres fármacos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido.

QUÉ ES TRIZIVIR®

Trizivir
TRIZIVIR® es una combinación de tres medicamentos antirretrovirales para tratar la infección por VIH: abacavir, lamivudina y zidovudina en un comprimido.

Los medicamentos anti-VIH actualmente disponibles se dividen en varias familias.

TRIZIVIR® contiene tres fármacos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido.

POR QUÉ TOMAR TRIZIVIR®

El objetivo de las multiterapias anti-VIH es llevar y mantener la carga viral por debajo de los niveles de detección y aumentar el número de linfocitos T CD4 al fin de restablecer la inmunidad y reducir el riesgo de desarrollar infecciones oportunistas. De esta forma, puede mejorarse el estado de salud.

A pesar de que TRIZIVIR® contiene tres fármacos antirretrovirales no se recomienda tomarlo sólo, a no ser que no sea posible una combinación alternativa por motivos de interacciones, efectos secundarios o complejidad de las tomas.

La adhesión es uno de los mayores problemas de los medicamentos anti-VIH. Debido a la aparición de virus resistentes, es conveniente tomar los medicamentos siempre de una forma regular.

TRIZIVIR®, por contener lamivudina, es activo contra el virus de la hepatitis B. Si tienes hepatitis B, es conveniente que hables con tu médico/a antes de suspender el tratamiento con TRIZIVIR® pues existe riesgo de rebrote de la hepatitis B.

TRIZIVIR®, MODO DE EMPLEO

TRIZIVIR® se presenta en comprimidos que contienen 300mg de abacavir, 150mg de 3TC (lamivudina) y 300mg de AZT (zidovudina). Són de color azul verdoso y tienen una forma ovalada.

La dosis habitual es de un comprimido dos veces al día (cada doce horas). Puedes tomar TRIZIVIR® con o sin comida.

Es recomendable iniciar el tratamiento con abacavir, lamivudina y zidovudina separadamente durante las primeras 6-8 semanas. 

En caso de que padezcas una enfermedad renal o de que tengas antecedentes de anemia (recuentos bajos de glóbulos rojos), sería conveniente de que informaras a tu médico/a antes de empezar a tomar TRIZIVIR®.

Si padeces una enfermedad hepática (como hepatitis C o B), es aconsejable que informes de ello a tu médico/a, TRIZIVIR® suele estar desaconsejado en algunos de estos casos.

Si a causa de algunos de los efectos secundarios de los tres fármacos que forman TRIZIVIR®, se requieren reajustes en el tratamiento, es posible que necesites tomarlos por separado.

TRIZIVIR® debe conservarse en su envase original a temperatura ambiente. También puedes llevarlo en otro frasco o pastillero siempre que sea un recipiente seco y bien cerrado.

Si te olvidas una dosis de TRIZIVIR® y no ha pasado mucho tiempo (hasta 4 horas) intenta tomarla lo antes posible. Luego puedes seguir en el horario habitual. Si queda menos tiempo para la siguiente dosis, se recomienda esperar y tomarla entonces. En ningún caso se aconseja tomar una dosis doble.

En caso de vomitar en el plazo de una hora desde la toma de TRIZIVIR® se recomienda tomar otra dosis. Si el vómito ocurre más tarde no será necesario volver a tomar otro comprimido.

EFECTOS SECUNDARIOS

TRIZIVIR®, por la presencia de abacavir, puede  producir una reacción alérgica (reacción de hipersensibilidad, RHS). Se produce aproximadamente en un 5-8% de las personas que toman este fármaco y puede poner seriamente en riesgo la vida. El riesgo aumenta si no se diagnostica a tiempo y no se interrumpe el tratamiento.

La RHS, se identifica por alguno o varios de los siguientes síntomas: erupción cutánea (síntoma más frecuente), náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, dificultad para respirar, tos, fiebre, fatiga, dolor de cabeza y malestar general.

Es muy importante que acudas enseguida a tu médico/a si tienes alguno de estos síntomas tras iniciar tratamiento con TRIZIVIR®.

Después de una RHS nunca debería volverse a tomar TRIZIVIR®, ya que podría ser fatal. Tampoco deben tomarse nunca, otros antiretrovirales que contengan abacavir: ZIAGEN® y KIVEXA®.

TRIZIVIR® contiene tres fármacos análogos de nucleósido, una clase de medicamentos que puede causar acidosis láctica (exceso de ácido láctico en la sangre), además de un aumento del tamaño del hígado. Síntomas como náuseas, vómitos y dolor de estómago, podrían indicar el desarrollo de la acidosis láctica.

Aunque estos efectos secundarios son inusuales pueden ser serios y ocasionalmente de fatal desenlace. Al igual que con todos los medicamentos anti-VIH, tu médico/a te realizará controles regulares mientras estés recibiendo TRIZIVIR®.

Algunas personas que han tomado análogos de nucleósido han desarrollado neuropatías. Sus síntomas incluyen: un aumento de la sensibilidad o entumecimiento, así como hormigueo en manos y/o pies. A menudo es algo apenas perceptible que aparece y desaparece. En algunos casos, la neuropatía empeora pudiendo llegar a ser muy dolorosa y debilitante. Las náuseas y la sensación de cansancio que no mejoran pueden ser síntomas de estas complicaciones.

La lipodistrofia es un efecto secundario asociado a la terapia antirretroviral. Aunque no se ha podido establecer de forma concluyente la causa, a menudo se han podido relacionar más frecuentemente algunos de sus signos con algunas clases de fármacos. Así, la pérdida de grasa en la cara y en las extremidades (lipoatrofia), se ha relacionado con los análogos de nucleósido.

En caso de manifestar algún efecto secundario (mencionado o no aquí) es conveniente ponerlo en conocimiento de tu médico/a, con quien podrás tomar las decisiones que más se adapten a tu caso. A veces, se trata simplemente de efectos iniciales de adaptación al fármaco que desaparecen con el tiempo.

TRIZIVIR® Y EMBARAZO

TRIZIVIR® contiene abacavir, un fármaco asociado al riesgo de  reacción de hipersensibilidad (RHS), por este motivo y si existen otras opciones válidas para ti, posiblemente tu médico/a no te recomiende iniciar el tratamiento con TRIZIVIR® si estás embarazada. Si ya estás tomando TRIZIVIR® y piensas quedarte embarazada, este fármaco puede ser una buena opción para ti, puedes hablar de ello con tu médico/a.

La lactancia es una vía de transmisión del VIH, por ello se recomienda a las madres con VIH que eviten amamantar a sus hijos.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS

TRIZIVIR® no debe tomarse con estavudina, zalcitabina, ribavirina y  inyecciones de ganciclovir o foscarnet.

El alcohol aumenta los niveles de abacavir en sangre, por lo que se recomienda evitar tomar alcohol con frecuencia o en grandes cantidades junto con TRIZIVIR®.

TRIZIVIR® puede interactuar con algunos medicamentos incrementándose así los efectos secundarios de TRIZIVIR® o del otro medicamento. Estos son: fenitoína, valproato sódico, fenobarbital, oxacepam, lorazepam, ácido acetilsalicílico (presente en muchos medicamentos, como la aspirina, usado para aliviar el dolor y bajar la fiebre), codeína, morfina, rifampicina, indometacina, ketoprofeno, naproxeno, cimetidina, clofibrato, isoprinosina, probenecid, pentamidina, pirimetamina, cotrimaxol, dapsona, atovacuona, anfotericina, flucitosina, interferón, vincristina, vinblastina y doxorrubicina.

Abacavir aumenta la velocidad con la que se elimina la metadona. Si estas tomando metadona junto con TRIZIVIR®, háblalo con tu médico/a, es posible que sea necesario  un reajuste de la dosis de metadona.

Los medicamentos relacionados con la vitamina A (por ejemplo, isotretinoina), pueden aumentar la cantidad de abacavir en sangre.

Es importante que tu médico/a sepa todos los medicamentos que estás tomando, incluyendo los suplementos vitamínicos, plantas medicinales o preparados homeopáticos.

Esta información está basada en la Ficha Técnica de TRIZIVIR® aprobada por la Agencia Europea del Medicamento.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD