Un antiinflamatorio podría reducir el riesgo cardiovascular de personas con VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La función endotelial se incrementó en un 4,4% a las 8 semanas de tratamiento

Un estudio llevado a cabo por investigadores de diversas universidades estadounidenses, y publicado en la edición del 1 de junio de la revista AIDS, ha mostrado que el antiinflamatorio pentoxifilina -usado en personas con flujo sanguíneo reducido- podría disminuir la disfunción del endotelio vascular en personas con VIH. Esta acción reduciría el riesgo de padecer aterosclerosis y, por tanto, de sufrir infartos de miocardio.

Diversos estudios han hallado que las personas con VIH tienen un mayor riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares que la población general (véase La Noticia del Día 19/02/2009). Aunque las razones de dicho incremento del riesgo no se conocen completamente, la terapia antirretroviral [TARV] y la propia infección por VIH parecen estar implicadas.

La inflamación es una característica importante en la aterosclerosis, una afección en la cual las arterias pierden su elasticidad a causa de acumulaciones en forma de placas de lípidos, células inmunitarias y otras sustancias. Dichas acumulaciones pueden dificultar el flujo sanguíneo y restos de las placas pueden desprenderse y obstruir vasos sanguíneos coronarios o cerebrales, pudiendo producir un infarto de miocardio o cerebral.

Muchas moléculas presentes en la sangre pueden indicar el desarrollo de estos procesos, como los biomarcadores de inflamación, de coagulación o de disfunción endotelial (alteraciones en la cubierta interna de los vasos sanguíneos).

Dado que el estudio SMART mostró que la interrupción de la TARV según los niveles de CD4 se asoció con incrementos en biomarcadores de inflamación y con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, los autores del estudio decidieron examinar la acción del antiinflamatorio pentoxifilina sobre el riesgo cardiovascular en personas con VIH y recuentos de CD4 lo suficientemente elevados como para no empezar todavía el tratamiento antirretroviral.

El ensayo incluyó a 9 participantes (6 hombres y 3 mujeres) con recuentos de CD4 superiores a 350 células/mm3 [mediana de 552 células/mm3], sin experiencia en tratamientos o que no habían tomado TARV durante los últimos 6 meses.

Las personas con enfermedad cardiovascular preexistente, diabetes, presión arterial elevada, uso de fármacos para el colesterol o problemas hepáticos o renales fueron excluidas del estudio.

Todos los participantes recibieron 400mg de pentoxifilina por vía oral 3 veces al día durante 8 semanas. La función endotelial fue calculada por medio de la medición de la dilatación mediada por flujo de la arteria braquial y mediante la dilatación mediada por nitroglicerina.

También se midieron los niveles de algunos biomarcadores de inflamación y de la función endotelial tales como VCAM-1, ICAM-1 y selectina E (moléculas que favorecen la adhesión y el paso a través de los vasos sanguíneos), proteína C reactiva [CRP, en sus siglas en inglés], MCP-1, MIP-1β, TNF-α (la pentoxifilina inhibe su producción), IP-10 y los receptores de TNF de tipo 1 y 2.

Al inicio del estudio, la dilatación mediada por flujo estaba disminuida en un 2,1% en los participantes con VIH respecto a los controles respectivos sin VIH.

Siete participantes completaron el ensayo (los dos restantes abandonaron el estudio por necesitar el inicio de la TARV y un tratamiento para la bronquitis con esteroides, respectivamente).

Tras 8 semanas de tratamiento, la pentoxifilina incrementó la función endotelial de forma significativa (aumento de un 1,5% a las 4 semanas y de un 4,4% a las 8).

La dilatación mediada por nitroglicerina no mostró cambios significativos durante el período estudiado.

El empleo de pentoxifilina redujo significativamente los niveles de VCAM-1 e IP-10, pero no se observaron cambios significativos en los otros biomarcadores evaluados.

Seis participantes tuvieron una diarrea moderada que no les impidió continuar con el tratamiento. No se apreciaron anormalidades en las pruebas de laboratorio efectuadas.

Los investigadores concluyeron que la terapia pudo revertir la disfunción endotelial por medio de la inhibición de la adhesión de los leucocitos al endotelio vascular.

En la línea de este estudio, dos nuevos ensayos de mayor tamaño, de distribución aleatoria y controlados con placebo, se han iniciado recientemente para evaluar los efectos de pentoxifilina sobre la función endotelial de personas con VIH que no requieren TARV. De este modo, se podrán verificar los resultados del presente ensayo y establecer la utilidad de pentoxifilina en la prevención de la disfunción endotelial de personas con VIH.

Fuente: HIVandHepatitis.

Referencia: Gupta SK, Johnson RM, KL Mather KL, et al. Anti-inflammatory treatment with pentoxifylline improves HIV-related endothelial dysfunction: a pilot study. AIDS. 2010 June 1; 4(9): 1.377-1.380 [Abstract].

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD