Depresión en mujeres con VIH

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Un estudio relaciona la depresión con una reducción de la función inmune

La depresión es un factor potencial de riesgo de morbilidad y mortalidad en pacientes con enfermedades muy variadas, entre ellas la infección por VIH, y además, se ha asociado también con una reducción de la función inmunitaria. Un grupo de investigadores estadounidenses acaba de publicar en la edición de noviembre de The American Journal of Psychiatry que parece que existe una interacción entre la actividad de las células asesinas naturales y la prevalencia de depresión grave en mujeres con VIH.
 
Las células asesinas naturales, también conocidas como células NK (natural killers), son un tipo de linfocitos que atacan a las células tumorales y a las células infectadas por virus de igual forma que el resto de linfocitos. Pero mientras cada linfocito sólo puede reconocer y atacar a células infectadas por un virus específico, las células asesinas naturales pueden atacar a un rango más amplio.
 
El Dr. Dean C. Cruess, investigador principal del estudio, ha declarado a Reuters Health: “Los resultados de este estudio proporcionan más indicios de una asociación entre depresión y sistema inmunitario que se produce en la infección por VIH”.
 
Los hallazgos -añade- también sugieren que los indicadores específicos de la inmunidad innata, los linfocitos asesinos, podrían estar detrás de la asociación entre depresión y progresión de la infección por VIH.
 
El Dr. Cruess, de la Universidad de Connecticut (EE UU), y sus colegas llegaron a estas conclusiones tras estudiar los datos de 57 mujeres con VIH que se sometieron a una evaluación médica y psiquiátrica durante un período de dos años. Se dispuso de información sobre depresión y actividad inmunitaria para al menos dos momentos durante el período de estudio.
 
En total, 37 de las mujeres (65%) tenían una historia de depresión grave, la mayoría (81%) estaba tomando un régimen de medicación antirretroviral y la mitad tenía una carga viral detectable.
 
Las mejoras en el diagnóstico de depresión y los descensos en la puntuación en la escala de depresión Hamilton se asociaron significativamente con aumentos en la actividad de las células naturales asesinas a lo largo del período.
 
Once de las mujeres (19,3%) tuvieron un diagnóstico de depresión grave y su condición mejoró con el tiempo. Esta mejora se acompañó de un incremento significativo en la actividad de las células naturales asesinas.
 
Como consecuencia de estos hallazgos, el Dr. Cruess concluye que “se necesitan ahora estudios que evalúen la eficacia de los tratamientos antidepresivos en personas con VIH, tanto intervenciones psicológicas como farmacológicas, sobre aspectos relevantes de la función inmune y de la progresión de la infección por VIH”.
 
Fuente: Medscape (http://www.medscape.com/)
Referencia: D. G. Cruess, S. D. Douglas, J. M. Petitto, et alii, “Association of Resolution of Major Depression With Increased Natural Killer Cell Activity Among HIV-Seropositive Women”,  The American Journal of Psychiatry 2005;162:2125-2130.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD