Un estudio advierte de que en muchas ocasiones se empieza la profilaxis post-exposición demasiado tarde

Xavier Franquet
Ver otras noticias

Los abandonos por efectos secundarios alcanzan el 35% en otro estudio

Muchas de las personas que acuden a un centro sanitario en busca de un tratamiento de profilaxis post-exposición (PPE) después de una exposición sexual llegan demasiado tarde para conseguir un beneficio óptimo, según los resultados de un estudio presentado en la reciente XIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas. La PPE (PEP, en sus siglas en inglés) es el tratamiento antirretroviral que se administra a personas sin VIH que acaban de exponerse potencialmente al VIH. Este tratamiento que suele consistir en una terapia triple idealmente debe empezarse a tomar lo antes posible y durante cuatro semanas.

Amy Kindrick del Centro de Consultas para Médicos en VIH/SIDA de San Francisco (EE UU) y sus colegas evaluaron las llamadas a la línea de ayuda telefónica para la PPE (PEPline en inglés), que ofrece consultas a médicos que tengan casos de exposición de alto riesgo ocupacional (en el puesto de trabajo) o no ocupacional. Entre el 1 de enero de 2004 y el 30 de agosto de 2005 se registró un total de 12.895 llamadas. El equipo de la doctora Kindrick investigó 775 casos de exposición sexual en los que el paciente no estaba ya tomando PPE.

El 28% de las llamadas se efectuó más de 72 horas después de la exposición, el tiempo máximo recomendado para comenzar PPE. Un 29% de las llamadas se realizó entre las 24 y las 72 horas después de la exposición y el 32% de las llamadas se llevó a cabo dentro de las 24 horas tras la exposición. Se sabe que cuanto antes se inicie la PPE habrá más posibilidades de éxito, es decir, de que no se produzca la infección. Según aseguró Kindrick, con la excepción de aquellos pacientes que hayan tenido exposiciones de muy alto riesgo -como penetración anal sin protección con alguien de quien se sabe que tiene infección por VIH o tiene muchas probabilidades de tenerla-, empezar PPE después de las 72 horas no vale la pena.

Otro equipo de investigadores presentó datos sobre toxicidad con los regímenes PPE en nueve centros de Francia, la mayor parte de los cuales incluían dos nucleósidos y un inhibidor de la proteasa. Un total de 714 personas participó en esta investigación. No encontraron diferencias significativas en las tasas de efectos secundarios o de interrupción por efectos secundarios entre los cuatro regímenes que se dieron, según el periodo. Entre 1999 y 2001, se dio AZT/3TC + nelfinavir; en 2002, AZT/3TC + lopinavir/r; en 2003, AZT/3TC + tenofovir; y en 2004, 3TC + tenofovir + atazanavir/r.

Sin embargo, la tasa general de abandono en todos los regímenes fue alta; entre el 18,5% y el 34,5% de los pacientes interrumpieron la PPE a causa de efectos secundarios antes del fin de los 28 días recomendados como periodo de tratamiento. Este grupo de investigadores tras sopesar factores como la tasa de abandono por toxicidad, la eficacia frente al VIH y el coste, optan por AZT/3TC + lopinavir/r como pauta preferente. De todas formas, sobre este tema existe un debate creciente puesto que al parecer no todos los fármacos alcanzan la misma concentración en vagina o recto, por ejemplo. Un aspecto importante a la hora de diseñar una PPE más individualizada.

En general, estos resultados sugieren por una parte que se deberían realizar mayores esfuerzos para que las personas que han tenido exposiciones de alto riesgo accedan rápidamente al tratamiento, lo que incluye preparación de los servicios de urgencias y recomendaciones sobre cómo actuar y adónde ir especialmente orientadas a las personas con mayor riesgo; y por otra parte, facilitar que el tratamiento pueda seguirse durante cuatro semanas, buscando una combinación adecuada al estilo de vida de la persona, facilitando información sobre los efectos secundarios y cómo manejarlos, así como con la prescripción junto con la terapia de fármacos contra la náusea o la diarrea, por ejemplo, u otros de los efectos adversos más comunes al iniciar un régimen antirretroviral.

Fuente: Elaboración propia / www.medscape.com
Referencia:Amy Kindrick, H Tang, C Sterkenberg et al. HIV Post-Exposure Prophylaxis Following Sexual Exposure is Started Too Late for Optimal Benefit. XIII CROI, Denver. February 2006 (Abstract 906).
Christian Rabaud, C Burty, C Valle et al. Post-exposure Prophylaxis of HIV Infection: Comparison of Tolerability of 4 PEP Regimen. XIII CROI, Denver. February 2006 (Abstract 905).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD