Pacientes con carga viral indetectable, pero recuento de células CD4 inferior a 200 podrían interrumpir profilaxis de PCP

Michael Carter

Los pacientes tratados con antirretrovirales que mantienen una supresión virológica mantenida, pero un recuento de células CD4 inferior a 200 células/mm3, podrían ser capaces de interrumpir de forma segura la profilaxis para la neumonía pneumocystiis jiroveci (PCP), según los resultados de un pequeño estudio canadiense publicado en la edición del 20 de agosto de AIDS.

Un recuento de células CD4 inferior a 200 células/mm3 o un porcentaje de células CD4 del 14% o inferior, indican que una persona con VIH corre un riesgo significativo de desarrollar neumonía PCP y otras graves infecciones oportunistas definidoras de SIDA. La incidencia de PCP ha descendido de forma destacada desde la introducción de la terapia anti-VIH de gran actividad, pero la PCP sigue siendo una de las enfermedades definidoras de SIDA más habituales en Reino Unido, con casi 200 casos diagnosticados cada año.

La profilaxis puede evitar la aparición de PCP en pacientes con supresión inmunológica. Se sabe con seguridad que los pacientes que toman una terapia anti-VIH que experimentan un aumento de su recuento de células CD4 por encima de las 200 células/mm3 pueden interrumpir de forma segura la profilaxis para la PCP. Sin embargo, algunos pacientes tratados con antirretrovirales nunca alcanzan un recuento de células CD4 de este nivel, a pesar de conseguir una supresión sostenida del VIH (una carga viral inferior a 50 copias/ml).

Un grupo de investigadores de la universidad y el hospital de Ottawa quisieron comprobar si los pacientes en terapia antirretroviral que mantienen una carga viral sostenida por debajo de 50 copias/ml, pero cuyo recuento de células CD4 estaba estancado por debajo de 200 células/mm3, podían interrumpir de forma segura la profilaxis para la PCP.

Su estudio incluyó a 19 pacientes, 15 de los cuales eran hombres, con una mediana de edad de 47 años. El recuento nadir de células CD4 antes del inicio de terapia anti-VIH fue de 28 células/mm3, con una carga viral mediana anterior al tratamiento algo inferior a 200.000 copias/ml. En conjunto, los diecisiete pacientes estaban tomando profilaxis primaria para la PCP y un paciente estaba tomando profilaxis secundaria. La duración mediana de la profilaxis PCP antes de la interrupción fue de doce meses.

Tras iniciar la terapia antirretroviral, los pacientes tuvieron una carga viral inferior a 50 copias/ml durante una mediana de seis meses antes de interrumpir la profilaxis PCP. En el momento de interrupción de la profilaxis, la mediana del recuento de células CD4 fue de 120 células/mm3 y la mediana del porcentaje de células CD4 fue del 11%.

El grupo de investigadores informó que hasta entonces los pacientes habían estado sin profilaxis PCP durante una mediana de 13,7 meses, proporcionando un total de 261 paciente-meses de observación. En el seguimiento trimestral más reciente, la mediana del recuento de células CD4 había aumentado a 138 células/mm3. Aunque un paciente tuvo dos recuentos de células CD4 por encima de 200 células/mm3, estas medidas no fueron consecutivas y no cumplían los criterios de las directrices de tratamiento para la interrupción de la profilaxis PCP. Cinco pacientes tuvieron "rebotes" pasajeros en su carga viral por encima de 50 copias/ml.

Ningún paciente desarrolló ni PCP confirmada mediante pruebas de laboratorio, ni presunta PCP ni cualquier otra infección oportunista definidora de SIDA. A fin de poder comparar, el grupo de investigadores examinó la incidencia de PCP en pacientes con recuento de células CD4 inferiores a 200 células/mm3 que no tomaban terapia anti-VIH de gran actividad en el estudio MACS (siglas en inglés de Estudio Multicéntrico de Cohorte del SIDA). Estos pacientes tuvieron una incidencia de PCP de 20 casos por 100 paciente-meses. El grupo de investigadores escribe: "Nuestra observación de ausencia de casos de PCP a lo largo de un período de 261 paciente-meses de seguimiento difiere de forma significativa del riesgo de desarrollar PCP con un recuento de células-T CD4 < 200 células/mm3 con una infección por VIH sin tratar (tasa de diferencia: 9,2%; IC 95%: 5,7-12,8%; p<0,05), tal y como se recoge en la cohorte MACS".

Gracias a las mejoras de la función inmunológica proporcionadas por la terapia anti-VIH, muchos pacientes han sido capaces de interrumpir la terapia profiláctica. El grupo de investigadores señala que cada vez hay más indicios que señalan que alcanzar una menor carga viral con la terapia de VIH también reduce el riesgo de infecciones, independientemente del recuento de células CD4.

El grupo investigadores sugiere que poder interrumpir la terapia profiláctica en pacientes con supresión virológica presenta varias ventajas. Entre ellas podría incluirse una reducción del número de pastillas que el paciente tiene que tomar, menores efectos secundarios, menor riesgo de interacciones entre los fármacos, menor coste del cuidado y, posiblemente, una mayor adhesión a la terapia anti-VIH.

El grupo de investigadores concluye que sus resultados "sugerirían que las directrices para interrumpir la profilaxis de PCP no sólo tuvieran en cuenta los números absolutos de células CD4, sino también la respuesta virológica a la terapia antirretroviral".

Referencia: D’Egidio GE et al. Pneumocystis jiroverci pneumonia prophylaxis is not required with a CD4+ T-cell count < 200 cellls/mm3 when viral replication is suppressed. AIDS 21: 1711 – 1715, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD