XVIII Conferencia Internacional del Sida: Segundo Boletín

Durante la semana de la XVIII Conferencia Internacional del Sida, que este año se celebra en Viena (Austria), NAM ofrecerá un boletín especial con las noticias más destacadas.

Martes, 20 de julio de 2010

Éxito de un microbicida

Un gel microbicida vaginal que contiene el fármaco antirretroviral tenofovir (Viread) reduce en un 39% el riesgo de infección por VIH entre las mujeres que lo emplearon, según han evidenciado los resultados de un estudio.

En el caso de las mujeres que utilizaron el gel durante cuatro de las cinco últimas veces que habían mantenido relaciones sexuales, el riesgo de infección por VIH se redujo en un 54%. El microbicida también presentó otro importante beneficio: consiguió disminuir a la mitad el riesgo de infección por herpes genital.

El ensayo, de distribución aleatoria y controlado con placebo -denominado CAPRISA 004-, se llevó a cabo en Sudáfrica. En él participaron 889 mujeres sin VIH que fueron distribuidas aleatoriamente en dos grupos de manera que uno de ellos recibió el gel que contenía tenofovir y el otro, un placebo. Se realizó el seguimiento de las participantes a lo largo de dos años y medio.

Los resultados del estudio serán presentados de forma oficial hoy en la conferencia AIDS 2010 en Viena (Austria), pero ya han generado un gran entusiasmo.

“Se trata de un día importante”, indicó Yasmin Halima, directora de la Campaña Global por los Microbicidas. “Ahora, tenemos pruebas de que un gel vaginal puede ayudar a prevenir el VIH. Es una buena noticia para las mujeres, una buena noticia para el campo [de la investigación en microbicidas] y un buen día para la ciencia”.

El webcast de esta sesión estará disponible en el sitio web de la Fundación Kaiser Family a lo largo del día de hoy.

Valoración de Bill Clinton sobre la respuesta mundial al VIH

Bill Clinton, ex presidente de EE UU, declaró en la conferencia de Viena que es el momento de garantizar una financiación sostenible para la respuesta mundial al sida.

En un discurso en general optimista, el ex presidente Clinton destacó el aumento de la financiación del tratamiento, la atención y la prevención del VIH en la última década, y afirmó sentirse “emocionado” por los descensos en la prevalencia del virus entre la población joven de Sudáfrica.

No obstante, también subrayó que aún queda mucho por hacer. Sólo un tercio de las personas elegibles para recibir un tratamiento anti-VIH que puede salvar sus vidas lo está tomando realmente.

Por otra parte, criticó que algunos países no estén dando prioridad a las necesidades en torno al VIH de los grupos vulnerables y marginados, como los hombres que practican sexo con hombres (HSH) y los usuarios de drogas inyectables.

El ex presidente de EE UU, asimismo, hizo hincapié en la rentabilidad de la atención sanitaria. “La asistencia sanitaria no es sólo un derecho”, dijo, “se trata de una extraordinaria inversión de alto valor para el desarrollo que tiene un elevado rendimiento”.

La OMS publica sus nuevas directrices de tratamiento

Las nuevas directrices de tratamiento anti-VIH han sido presentadas oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la conferencia.

Las directrices de la OMS se utilizan, principalmente, en entornos con recursos limitados.

Entre los cambios más destacados se incluye la recomendación de iniciar el tratamiento antes, cuando el recuento de CD4 sea de 350 células/mm3 en lugar de 200 células/mm3. Se ha comprobado que empezar la terapia con recuentos más elevados de CD4 permite reducir el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el VIH, así como otras dolencias graves, como la enfermedad cardiovascular.

La OMS prevé que esto hará que el número de pacientes elegibles para recibir tratamiento aumente, pasando de 10 a 15 millones.

Las directrices también apoyan el uso de terapias combinadas más seguras. Al respecto, resulta clave la eliminación gradual del tratamiento con d4T.

Ahora, se recomienda que todos los pacientes con VIH que tengan tuberculosis inicien la terapia antirretroviral, con independencia de su recuento de células CD4.

Las directrices revisadas, por otra parte, reconocen que el aumento de la cobertura del tratamiento ofrece beneficios para la salud pública, y esto podría ayudar a ralentizar el ritmo de la epidemia. Existe un consenso creciente respecto a que tomar el tratamiento anti-VIH reduce significativamente el riesgo de transmisión del virus.

El doctor Kevin Moody, de la Red Mundial de Personas que Viven con VIH/Sida (GNP+), se mostró complacido por las nuevas directrices, y afirmó: “Creemos que esto ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas, y que éstas tendrán mejores resultados de salud. También nos interesa el hecho de que el inicio temprano del tratamiento puede tener beneficios para la prevención”.

Coincidiendo con la presentación de las directrices, la OMS hizo públicas cifras que ponen de manifiesto que, actualmente, cinco millones de personas están tomando fármacos antirretrovirales.

Empezar pronto el tratamiento favorece el crecimiento infantil

Los adolescentes con VIH que inician la terapia antirretroviral (TARV) antes de que su recuento de CD4 caiga por debajo de 200 células/mm3 presentan un crecimiento significativamente mejor que los que la comienzan cuando su sistema inmunitario está más debilitado, según ha evidenciado un estudio sudafricano.

El ensayo se realizó en Soweto, y contó con 107 adolescentes que habían estado tomando fármacos anti-VIH durante una media de seis años.

Aquéllos que comenzaron la terapia antes de que su recuento de células CD4 cayera por debajo de 200 células/mm3 mostraron unos resultados significativamente mejores en cuanto a la altura según la edad que los que iniciaron el tratamiento antirretroviral más tarde.

Otra investigación llevada a cabo en Rumanía demostró que muchos niños con VIH presentaban problemas en el sistema nervioso central.

En este segundo estudio participaron 528 niños y se realizó entre 1996 y 2008. Se comprobó que el 43% tenían complicaciones en el sistema nervioso central. Sin embargo, este riesgo disminuyó de forma drástica tras la introducción de la terapia antirretroviral combinada.

Respuesta variable al tratamiento anti-VIH entre los niños que viven en países de ingresos bajos y medios

Los resultados de los niños con VIH que inician la terapia antirretroviral difieren de forma considerable dependiendo de la región del mundo, según evidencia un nuevo estudio.

En el ensayo participaron más de 13.000 niños que empezaban el tratamiento anti-VIH en países de ingresos bajos y medios.

La tasa de mortalidad 18 meses después de comenzar la terapia varió entre el 5,5% en el África occidental y el 9% en el África meridional.

Tener un peso reducido, padecer anemia grave y presentar un porcentaje bajo de células CD4 en el momento de iniciar el tratamiento fueron, todos ellos, factores relacionados con un mayor riesgo de mortalidad.

En otra investigación se comprobó que, con frecuencia, no se detectan los fracasos virológicos en niños cuando el seguimiento se basa en la búsqueda de síntomas y la comprobación del recuento de CD4.

Algo más de un tercio de los niños participantes en el estudio presentaron un fracaso virológico y en el 90% de estos casos, el virus desarrolló resistencia a los fármacos anti-VIH.

Se disparan los niveles de VIH entre los ‘jóvenes de la calle’ en Europa del Este

Hasta el 40% de los jóvenes que viven en la calle en algunas zonas del este europeo viven con VIH, según afirman médicos, activistas y representantes de UNICEF. Con anterioridad, se desconocían las tasas de VIH en este grupo de población, pero los estudios realizados en los últimos cinco años han revelado la presencia de una epidemia en crecimiento. En un informe que UNICEF ha hecho público hoy, Blame and Banishment: The underground HIV epidemic affecting children in Eastern Europe and Central Asia (La culpa y el destierro: La epidemia soterrada de VIH que afecta a los niños en Europa del Este y Asia Central), se destacan las consecuencias sanitarias, sociales y económicas que provocan que tanto la falta de un hogar como las tasas de infección por VIH crezcan de forma alarmante entre los jóvenes.

El consumo de drogas, el trabajo sexual, la falta de un hogar, la debilidad de los sistemas sanitarios y las malas situaciones familiares constituyen aspectos fundamentales en este incremento de la epidemia de VIH.

Entre los retos para abordar este problema hay que incluir el hecho de que muchos jóvenes son difíciles de localizar, a menudo están criminalizados, tienen niveles educativos bajos, pueden recelar de las instituciones y los funcionarios, y quizá también tengan problemas de salud mental. Con frecuencia, además, tienen dificultades para acceder a servicios tanto para adultos como para niños.

Sin embargo, algunas organizaciones están comenzando a utilizar enfoques innovadores para luchar contra el VIH en esta población, y ya se están viendo algunos éxitos. Tanto UNICEF como ONUSIDA se han comprometido a que este tema “sea crucial en la acción mundial”, según declaró Michel Sidibé, director ejecutivo de este último organismo.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD