La niacina mejora los lípidos pero no la grasa intrabdominal

Marion Zibelli
Ver otras noticias

Es necesario controlar los niveles de resistencia a la insulina con este complemento

La niacina es una vitamina también conocida como el ácido nicotínico, la nicotinamida, o la vitamina B3, que participa en la liberación de la energía de los alimentos. Cuando se usa en dosis elevadas, esta vitamina contribuye a mejorar el perfil lipídico, al disminuir el colesterol LDL (colesterol malo) y los triglicéridos y aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno).

Según los resultados de un estudio piloto realizado por M.J. Davidson, la toma diaria de 2 gramos de niacina permitió mejorar los niveles de lípidos en un grupo de 11 personas con VIH en terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), aunque tres participantes desarrollaron resistencia a la insulina, lo que a largo plazo puede llevar a la aparición de diabetes.

En otra investigación, J Fessel y sus colegas observaron reducciones de la grasa intrabdominal y un ablandamiento y reducción de la giba de búfalo en hombres con VIH.

En un nuevo estudio, un equipo de investigadores de la Universidad de Indiana, en EE UU, observó el efecto del uso a largo plazo de dosis elevadas de niacina de liberación prolongada sobre los niveles de lípidos y la grasa intrabdominal. Para ello, utilizaron Niaspan®, la forma comercializada de este complemento vitamínico en EE UU.

Esta investigación abierta duró 48 semanas e inscribió a 33 hombres de 43 años de edad mediana, con un número mediano de 488 células/ml, el 70% de los cuales tenía carga viral por debajo de 50 copias, y el 90% estaba usando inhibidores de la proteasa.

En la primera etapa el estudio, que duró un mes, los participantes recibieron counselling sobre cómo adaptar su dieta e iniciar programas de ejercicios. Pese a introducir estos cambios, a corto plazo no experimentaron una mejora significativa de sus niveles lipídicos.

En la segunda etapa, los participantes empezaron a tomar 500mg de niacina cada noche con 325mg de aspirina para evitar el riesgo de enrojecimiento o rubor de la piel, un efecto secundario observado con dosis elevadas de este complemento. Al cabo de cuatro semanas, la dosis de niacina fue elevada a 1000mg y se mantuvo así durante un mes adicional. La dosis fue entonces aumentada a 1500mg por noche, y seis semanas más tarde hacia 2000mg.

En total, 29 participantes completaron el estudio, aunque 23 solamente llegaron a recibir la dosis más elevada de 2000mg diarios (los otros 8 llegaron a la dosis de 1500mg). La causa de las cuatro discontinuaciones fue: falta de tolerancia por enrojecimiento de la piel, elevación muy importante de los niveles de enzimas hepáticas, diarrea (no relacionada con niacina), y empeoramiento de los síntomas del VIH (no asociado con niacina).

El 3% de los participantes que completaron el estudio experimentó una disminución de los niveles totales de colesterol, el 38% una reducción de los triglicéridos, y el 15% un aumento del colesterol HDL. Estos cambios fueron estadísticamente significativos.

Los autores del estudio efectuaron pruebas de tomografía axial computerizada (rayos X) en 20 participantes antes y al final del estudio para medir la cantidad de grasa acumulada dentro del abdomen. No observaron cambios significativos en la grasa abdominal.

Los efectos secundarios más comunes del uso de altas dosis de niacina son hepatotoxicidad, molestias gástricas, picor y enrojecimiento de la piel. En general, en este estudio no hubo cambios significativos en los niveles de enzimas hepáticas en sangre, aunque estos niveles aumentaron en dos participantes, de forma moderada en un caso, y grave en otro. Tres personas experimentaron un enrojecimiento de grado 2, y tres de grado 3.

Por otra parte, los niveles de azúcar en sangre de los participantes se elevaron. No obstante, éstos incrementaron de forma leve y al final del estudio habían vuelto a niveles normales en algunos participantes. Según sugieren los autores, esto podría significar que el organismo se puede adaptar a dosis elevadas de niacina. Sin embargo, los niveles de insulina permanecieron superiores a los iniciales durante todo el estudio.

En conclusión, los autores del estudio sugieren que el uso de dosis elevadas de niacina de liberación prolongada es generalmente seguro y se asocia con un aumento pasajero de los niveles de resistencia a la insulina. Según ellos, se podría contemplar su uso para tratar los niveles elevados de triglicéridos y de colesterol no HDL, o los niveles bajos de colesterol HDL, sin observar una elevación importante de los del LDL.

Aunque Niaspan® está disponible en algunos países de Europa (Reino Unido o Alemania, por ejemplo), no está comercializado en España. Sin embargo se puede encontrar la niacina a altas dosis bajo el nombre de No-Flush® o Flush-Free® en algunas tiendas de complementos vitamínicos. No obstante, es muy aconsejable consultar con el médico antes de usarlo, puesto que, tal y como lo muestran los resultados de estos estudios, es necesario controlar muy de cerca algunos marcadores tales como los niveles de azúcar y de enzimas hepáticas en las personas con VIH. La niacina se detecta en leche humana, y no se recomienda su uso en mujeres lactantes.

Fuente: TreatmentUpdate 153 (www.catie.ca) / HIV Treatment Bulletin Volume 6 Number 11-12 (www.i-base.org.uk) / Elaboración propia
Referencia: Davidson MJ. Management of dyslipidemia in patients with complicated metabolic syndrome. American Journal of Cardiology 2005;96(4A):22E-25E. // Fessel J – Effects of Niacin upon Fat Expansion in HIV-Positive Patients Who Have the Fat Redistribution Syndrome (FRS). Abstract 703-T. See HTB Volume 3 Number 3. April 2002. // Dubé MP, Wu JW, Aberg JA, et al. Safety and efficacy of extended-release niacin for the treatment of dyslipidaemia in patients with HIV infection: a prospective, multicentre study (ACTG 5148). Program and abstracts of 7th International Workshop on Adverse Drug Reactions and Lipodystrophy in HIV, 13-16 November 2005, Dublin, Ireland. Abstract 12.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD