La eliminación del VHC a través del tratamiento no reduce el riesgo de envejecimiento prematuro en personas con VIH

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Esto podría conllevar a un aumento del riesgo de padecer en el futuro más enfermedades asociadas a la edad

Según los resultados de un estudio español publicado en la revista Biomedicine and Pharmacotherapy, la eliminación del virus de la hepatitis C (VHC) –tanto de forma espontánea como a través del uso de antivirales de acción directa (AAD)– conduce a distintos perfiles de senescencia celular en las personas con el VIH. Además, según los investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) que han realizado el estudio, el tratamiento con AAD no sería suficiente para restaurar de forma completa los niveles de envejecimiento celular prematuro en la población con el VIH, lo que puede conllevar un aumento del riesgo de padecer en el futuro más enfermedades asociadas a la edad.

La división celular es el proceso que hace que una célula dé lugar a dos células idénticas. Esta es la base de la proliferación celular. La senescencia celular es uno de los mecanismos que tienen las células para interrumpir su proliferación y desarrollo ante un daño que impide su correcto funcionamiento. A lo largo de la vida se suceden todo tipo de agresiones a las células y, en muchas ocasiones, esto resulta en la inducción de senescencia. Las células dañadas que disparan la senescencia echan el freno para impedir su proliferación descontrolada. Además, secretan SASP (siglas en inglés de fenotipo secretor asociado a la senescencia) para enviar señales complejas a su entorno que podrían estar destinadas a promover la reparación y regeneración del tejido dañado.

Así, una agresión celular es respondida mediante la parada en seco de la proliferación de la célula –ahora dañada– para impedir que pueda dividirse hasta formar un grupo de células aberrante. Además de dejar de proliferar, esas células secretan mensajes moleculares al exterior que por una parte avisan a su entorno, por otra llaman a la reparación y finalmente estimulan su propia eliminación. Este sería el proceso de senescencia cuando funciona a la perfección. Demasiadas agresiones o un sistema ineficaz de eliminación de células dañadas pueden conducir a una señalización de reparación constante y perjudicial que cause enfermedad, entre las que se incluyen las patologías asociadas al envejecimiento, como el cáncer.

Las infecciones virales –como, por ejemplo, las causadas por el VIH y el VHC– pueden ser inductores de senescencia, y en este sentido la investigación ahora publicada confirma que la eliminación del VHC en personas con el VIH deja ‘secuelas’ biológicas en forma de diversas formas de senescencia celular y aporta nuevas evidencias que apuntan a la necesidad de disminuir el estrés oxidativo en estos pacientes. El estrés oxidativo se define como el desequilibrio entre la producción de radicales libres de oxigeno y la capacidad del organismo para producir antioxidantes. El estrés oxidativo está directamente relacionado con la disfunción mitocondrial, siendo el principal causante de ello.

La coinfección por el VIH y la hepatitis. C produce una senescencia celular prematura inducida por el VHC que se caracteriza por un aumento del estrés oxidativo y por la aparición de un SASP. Este estudio del equipo español del ISCIII ha analizado cómo cambian distintos marcadores asociados a la senescencia celular cuando ha pasado un año tras la eliminación del VHC gracias al uso de fármacos antivirales de acción directa, y cómo evolucionan estos biomarcadores en personas con el VIH con una historia previa de resolución espontánea del VHC.

Las investigadoras han observado que estas personas muestran ciertas fortalezas inmunitarias que les permiten gestionar mejor el estrés oxidativo y el fenotipo SASP derivados de la infección viral. Esta mejora se incrementa a medida que aumenta el tiempo desde que tuvo lugar la resolución espontánea del VHC, lo que permite la aparición de un perfil de senescencia celular más eficaz que el de las personas con VIH que no habían tenido previamente ninguna infección por VHC. En el caso de los pacientes con VIH que habían logrado eliminar el VHC gracias a los fármacos antivirales de acción directa y cursaban infección crónica por VHC, también mostraron una mejora parcial de los niveles de estrés oxidativo y de los biomarcadores del fenotipo SASP, con valores similares a los del grupo control. 

Las autoras concluyen que la eliminación del VHC, tanto de forma espontánea como gracias al tratamiento con antivirales de acción directa, conduce a distintos perfiles de senescencia celular en la población con VIH, y que el tratamiento con AAD no es suficiente para restaurar de forma completa los niveles de envejecimiento celular prematuro, lo que puede conllevar un aumento del riesgo de padecer en el futuro más enfermedades asociadas a la edad. 

Los resultados de esta investigación se presentarán en el Congreso sobre la Ciencia del VIH de la Sociedad Internacional para el Estudio del SIDA, que se celebrará en Australia en julio, y en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que tendrá lugar en junio en Santiago de Compostela. 

Fuente: ISCIII / Elaboración propia (gTt-VIH)

Referencia:Lara-Aguilar V, Valle-Millares D, Crespo-Bermejo C, e al. Multidisciplinary HIV/Hepatitis Viral Coinfection Group (COVIHEP). Dynamics of cellular senescence markers after HCV elimination spontaneously or by DAAs in people living with HIV. Biomedicine & Pharmacotherapy; 162; 114664; 2023; 0753-3322. https://doi.org/10.1016/j.biopha.2023.114664.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD