Se completa la Fase IIb del nuevo análogo de nucleósido apricitabina

Juanse Hernández
Ver otras noticias

En la selección de los medicamentos que conforman los regímenes antirretrovirales, las directrices y recomendaciones de tratamiento suelen estar de acuerdo en aconsejar el uso de dos medicamentos de la familia de los análogos de nucleósido (ITIN) más o un no análogo de nucleósido (ITINN) o un inhibidor de la proteasa (IP). Pese a su amplio uso y ser la primera familia de medicamentos que surgió en la farmacopea del VIH, la investigación y desarrollo de nuevos ITIN ha sido relegada por parte de los laboratorios farmacéuticos, los cuales prefieren apostar por moléculas más innovadoras que actúen en dianas terapéuticas distintas, como es el caso, por ejemplo, de la inhibición de los correceptores celulares o la integrasa.

Es por ello que resulta crucial el desarrollo de análogos de nucleósido de nueva generación con una barrera genética y un perfil de toxicidad mejores que los actuales medicamentos que componen esta familia de antirretrovirales. Entre los ITIN de nueva generación actualmente en desarrollo, se encuentran racivir de Pharmasset y elvucitabina de Achillion (véase La Noticia del Día 18/01/06).

La compañía australiana de biotecnología Avexa anunció ayer a través de un comunicado de prensa que ha completado con éxito la Fase IIb de investigación de un nuevo análogo de nucleósido llamado apricitabina (ATC, antes llamado AVX754 y SPD754).

El estudio AVX-201 es un ensayo de Fase IIb, doble ciego, de distribución aleatoria que comparó la eficacia de dos dosis de ATC reduciendo la carga viral en personas con VIH con la mutación M184V con la eficacia de lamivudina (3TC). Aunque el estudio se había fijado como objetivo la inscripción de 60 personas, sólo 47 completaron los 21 días de dosificación, de las cuales 17 recibieron 600mg de ATC dos veces al día, 16, 800mg de ATC dos veces al día y 14, que formaban el grupo control, 150mg de 3TC dos veces al día.

En el momento de entrada al ensayo, los pacientes tenían que estar tomando 3TC y tener una carga viral superior a las 2.000 copias/ml y un recuento de CD4 por encima de las 50 células/mm3.

Según el comunicado, los resultados obtenidos en los dos brazos de ATC sobrepasan el criterio de valoración principal por un amplio margen. En las personas que recibieron ATC, se observó una media de reducción de la carga viral en plasma de más de 0,8 log10 (85%) después de 21 días de tratamiento en comparación con una reducción de menos de 0,03 log10 en las personas que tomaron 3TC. En nueve personas del grupo que tomaba ATC se observó una reducción de la carga viral de más de 1,5 log10 (97%) tras 21 días de tratamiento, en 3 pacientes, más de 2,0 log10 (99%) y en 1, más de 2,5 log10 (99,7%). Aunque conviene señalar que el comunicado de prensa no informa cuáles eran los niveles de carga viral basales.

Aunque Avexa afirma que la mitad de las personas tenía niveles muy elevados de resistencia, no especifica si se trataba de resistencia fenotípica o genotípica, ni a qué medicamentos eran resistentes los participantes. No obstante, señala que incluso aquéllos “con niveles muy elevados de resistencia a los fármacos se pudieron beneficiar significativamente del tratamiento con ATC”. Por otro lado, durante el estudio, no se detectaron indicios de mutaciones que confirieran resistencia a ATC en ninguno de los pacientes tratados con este nuevo ITIN, por lo que Avexa considera que ésta podría ser una de sus ventajas competitivas frente a otros fármacos de la misma clase con barrera genética baja (3TC y FTC).

Por lo que respecta a los datos de seguridad, no se observaron efectos secundarios graves asociados al fármaco y tampoco una incidencia significativa ni de hiperlipasemia (lo que sería un indicio de pancreatitis) ni de elevación de las enzimas hepáticas. Ningún participante abandonó el estudio a causa de los efectos secundarios de apricitabina.

Tras 21 días de estudio, los participantes continuaron recibiendo o ATC o 3TC hasta la semana 24, pero con la posibilidad de cambiar sus otros fármacos del régimen antirretroviral. Después de la semana 24, el estudio pasó a ser abierto y todos los pacientes recibieron ATC hasta la semana 48, y a continuación, los participantes podían elegir entrar en una extensión del estudio (AVX-201E) en el que recibieron ATC junto con otros fármacos antirretrovirales.

El comunicado de Avexa concluye afirmando que “ATC es un fármaco antiviral clínicamente eficaz que puede reducir significativamente la replicación viral en personas infectadas con VIH resistente”. Como consecuencia de los buenos resultados de eficacia y seguridad, se espera que ATC pase pronto a la siguiente fase de investigación, la Fase III, previa a la comercialización.

Fuente: Elaboración propia / NATAP

Referencia: Puede leerse el comunicado completo de Avexa en http://www.avexa.com.au/news/481/498

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD