Se identifica una sustancia que podría inhibir la actividad de los reservorios del VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Podría complementar al tratamiento antirretroviral con el objetivo de reducir la incidencia de comorbilidades y/o ser estudiada para desarrollar terapias encaminadas a obtener la cura funcional de la infección

Un equipo de investigadores estadounidense ha identificado un fármaco que podría inhibir la actividad de bajo nivel del VIH en el contexto de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Sus resultados han sido publicados en Antimicrobial Agents and Chemotherapy.

A pesar de la TARGA, las personas con el VIH continúan albergando virus capaces de replicarse en el interior de sus células si se interrumpe el tratamiento. Son los conocidos como reservorios virales, que cada vez más están siendo vistos como el objetivo principal de aquellas terapias encaminadas a obtener la cura funcional del VIH. Cabe destacar también que dichos reservorios logran cierta replicación activa de bajo nivel que conlleva cierto grado de inflamación crónica, la cual incrementa el riesgo de padecer antes que la población general diversas comorbilidades de evolución crónica asociadas al envejecimiento.

Para identificar posibles fármacos que podrían inhibir la actividad del VIH de los reservorios, un equipo de investigadores estadounidenses evaluó la actividad in vitro de una batería de 512 sustancias derivadas de productos naturales sobre la actividad del VIH integrado en las células inmunitarias, el mismo tipo de virus que se mantiene con cierta actividad en personas en TARGA eficaz. Ese primer ensayo de cribado permitió obtener resultados prometedores con una sustancia llamada hopeaphenol, la cual, de hecho, proviene de extractos de uva y está relacionada con el resveratrol, una sustancia presente en la uva y el vino a la que algunos estudios han atribuido ciertos beneficios a nivel cardiovascular.

Una vez realizado el análisis preliminar con múltiples sustancias, los investigadores pasaron a investigar en profundidad la actividad de hopeaphenolEn un primer experimentolos investigadores partieron de cultivos celulares de linfocitos, que expusieron al VIH en el laboratorio. Una vez el virus infectó a las células y comenzó a replicarse en ellas, los autores del estudio trataron dichos cultivos con hopeaphenol, hecho que logró la interrupción de la replicación del virus.

En un segundo experimento, los investigadores obtuvieron células CD4+ de donantes con el VIH en tratamiento antirretroviral eficaz y las dividieron en dos grupos: uno lo expusieron a hopeaphenol y el otro no (grupo control). Tras dicho procedimiento, los investigadores reactivaron la replicación del virus que se encontraba integrado en el núcleo de dichas células CD4+ y comprobaron que las células pretratadas con hopeaphenol tenían unos niveles de replicación del VIH significativamente inferiores a los observados en el grupo control.

Hopeaphenol mostró actividad antiviral a concentraciones muy bajas –de orden submicromolar- sin que se observara citotoxicidad, hecho que podría apuntar a una actividad antirreservorios bastante específica.

A un nivel más bioquímico, los autores del estudio observaron que hopeaphenol inhibía la proteína quinasa C (PKC, en sus siglas en inglés), lo que repercutía en una menor presencia de factores de transcripción y de activación de las células T tales como la interleuquina 2 (IL-2), el antígeno CD25 o la producción de biomarcadores genéticos del sistema HLA-DRB1. También se observó la inhibición mediada por hopeaphenol de la quinasa 9 dependiente de ciclina (CDK-9, en sus siglas en inglés), cuya actividad es esencial para la transcripción del VIH.

En cambio, no se observaron efectos sobre los biomarcadores de activación CD69, interleuquina 6 (IL-6) o las vías de señalización derivadas de la acción del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α, por sus siglas en inglés).

Los resultados del presente estudio son prometedores y evidencian que la ciencia sigue avanzando en la búsqueda de la cura funcional de la infección por el VIH. No obstante, estos resultados deben interpretarse con precaución, pues se trata de datos preclínicos y aún queda un largo camino por recorrer para poder vislumbrar el papel que hopeaphenol podría tener en la cura funcional o en el manejo de la salud a largo plazo de las personas con el VIH.

Fuente: Wistar.org / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Tietjen I, Schonhofer C, Sciorillo A, et al. The Natural Stilbenoid (-)-Hopeaphenol Inhibits HIV Transcription by Targeting Both PKC and NF-κB Signaling and Cyclin-Dependent Kinase 9 [published online ahead of print, 2023 Mar 28]. Antimicrob Agents Chemother. 2023;e0160022. doi:10.1128/aac.01600-22

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD