La metabolización de efavirenz podría generar una molécula tóxica para las neuronas

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Una modificación de la molécula de este no nucleósido podría reducir su toxicidad sin afectar a la actividad antirretroviral

Un metabolito de efavirenz (Sustiva®, también en Atripla®), generado en el interior del organismo tras la toma del fármaco, podría producir daños neuronales. Esa sería la conclusión principal de un estudio estadounidense publicado en la edición digital de Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics. Este hecho podría condicionar la aparición de deterioro neurocognitivo, pero el estudio no se diseñó para probar esta hipótesis.

Efavirenz es un potente antirretroviral, capaz de controlar de forma muy efectiva la replicación del VIH. Además, es uno de los pocos fármacos anti-VIH capaces de atravesar la barrera hematoencefálica, lo que permitiría mantener a raya los reservorios del virus en el sistema nervioso central.

Sin embargo, la facilidad para alcanzar concentraciones significativas a nivel cerebral facilita sus efectos adversos más problemáticos tales como pesadillas o embotamiento mental.

Los investigadores obtuvieron muestras de sangre y de líquido cefalorraquídeo de personas con VIH que tomaban efavirenz. En dichas muestras se analizaron las concentraciones del fármaco y de sus diversos metabolitos.

Posteriormente, se evaluaron los efectos de dichos metabolitos en cultivos de líneas celulares de tipo neuronal. Así, se observó que el metabolito 8-hidroxiefavirenz, incluso en bajas concentraciones, era capaz de producir cambios importantes en la estructura de las neuronas, sobre todo en los puntos de procesamiento de la información proveniente de las sinapsis, relacionados con la comunicación entre neuronas.

Los autores del estudio hallaron que 8-hidroxiefavirenz es diez veces más toxico a nivel neuronal que el propio efavirenz, además de señalar que pequeñas modificaciones del fármaco a nivel molecular impedirían la formación de 8-hidroxiefavirenz sin modificar la actividad antiviral del principio activo. Este hecho, seguramente, reduciría de forma notoria la toxicidad del fármaco sobre el sistema nervioso central.

Estudios como el presente, a juicio de los propios investigadores, ponen de manifiesto que aunque los antirretrovirales han aumentado de forma muy notable la esperanza de vida de las personas con VIH, los efectos adversos son un asunto que no siempre se ha tenido en cuenta de la manera que cabría esperar.

Dado que los efectos adversos condicionan la calidad de vida, es importante detectarlos y establecer acciones para mejorar la intolerancia de algunas personas a determinados antirretrovirales. El camino más sencillo es probar con un tratamiento nuevo. No obstante, en las conclusiones de este estudio se pone sobre la mesa una nueva vía: la modificación de la molécula para reducir el impacto de un efecto adverso sin alterar su actividad.

Por otro lado, cabrá ver el grado de irreversibilidad de la toxicidad asociada a 8-hidroxiefavirenz, ya que sería un factor que, de verificarse, podría condicionar el futuro de un fármaco, efavirenz, ampliamente utilizado para el tratamiento de la infección por VIH.

Fuente: ScienceDaily / Aidsmeds.

Referencia: Tovar-Y-Romo LB, Bumpus NN, Pomerantz D, et al.Dendritic spine injury induced by the 8-hydroxy metabolite of Efavirenz.J Pharmacol Exp Ther.2012 Sep 19. [Epub ahead of print].

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD