Se halla un vínculo genético en los problemas renales asociados a tenofovir

Adam Legge

Tenofovir (Viread) es uno de los fármacos antirretrovirales más ampliamente utilizados y actualmente es un componente de numerosas combinaciones antirretrovirales de primera línea. Aunque los ensayos clínicos han demostrado que en general se trata de un fármaco seguro, se han registrado varios casos de problemas renales relacionados con su uso. Estos problemas varían desde una ligera y reversible insuficiencia renal a un fallo renal más grave. Se ha sugerido que debido a la gran variación de la probabilidad y gravedad de problema podría existir una influencia genética. El nuevo estudio aparecido en la edición del 1 de diciembre del Journal of Infectious Diseases es el primero en confirmar esto.

El grupo de investigadores estudió el ADN de 13 pacientes con VIH que recibieron tenofovir y sufrieron tubulopatía próxima renal (rPT en sus siglas en inglés), es decir, daño en los túbulos renales. Como comparación se empleó ADN de 17 pacientes con VIH que tomaron tenofovir sin sufrir problemas relacionados con el fármaco. Examinaron específicamente dos genes que codifican proteínas que se encuentran en las membranas renales implicadas en la excreción de tenofovir a la orina, ABCC2 y ABCC4.

Se descubrió que un único cambio nucleótido en la secuencia genética ABCC2 (guanina por adenina en la posición 1249) aumentaba la probabilidad de rPT en más de seis veces (cociente de probabilidad 6,11; IC 95% 1,19-31,15).

El grupo de investigadores también descubrió una secuencia de ADN característica (o haplotipo) presente en el 40% de las personas con rPT y el 13,7% de los que no sufrieron rPT (p<0,01). Se descubrió otro haplotipo ABCC2 que podría tener un efecto protector frente a rPT, ya que no estaba presente en ninguna de las personas que desarrollaron tubulopatía, pero lo poseía el 20,2% de las que no.

En este estudio no se apreció una relación entre las secuencias de ABCC4 y rPT inducida por tenofovir.

Los cambios nucleótidos en los genes no siempre afectan a la expresión final de la proteína. Pero los cambios en los genes ABCC2 aquí observados sí alteran la secuencia final de aminoácidos de la proteína de la membrana tubular. Esto ha llevado a que el grupo de investigadores especule que los cambios, o polimorfismos, podrían ser el motivo de los problemas renales relacionados con el fármaco. Pero los autores admiten que sus resultados deberían interpretarse con cautela. Se estudió un pequeño número de pacientes (todos ellos franceses caucásicos) y los resultados, afirman, tienen que ser replicados en una población mayor y más variada étnicamente.

Pero la esperanza es que finalmente los resultados puedan conducir a pruebas que podrían ser empleadas para identificar personas que puedan tener problemas con fármacos específicos.

Se han identificado otros factores genéticos relacionados con toxicidades con ITINN e inhibidores de la proteasa.

Referencia: Izzedine H et al. Association between ABCC2 gene haplotypes and tenofovir-induced proximal tubulopathy. J Infect Dis194;1481-1491, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt)

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD