Una historia parecida a la mía

Josua

Fui diagnosticado del VIH a principios de este año (por chequeos de rutina). Jamás bajé de peso, nunca enfermé, jamás tuve diarreas, ganglios inflamados, náuseas y demás síntomas que comúnmente suele tener la gente que porta este virus.

Mi sorpresa y la del médico infectólogo fue aún mayor cuando mi recuento de CD4 arrojó como resultado 35 (ambos esperábamos como 500 o más CD4).

Es decir estaba en etapa sida casi que terminal. Sin embargo gracias a Dios nunca pesqué una enfermedad oportunista. ¿Por qué? Son cosas que aún me pregunto.

Inicié el tratamiento de inmediato y dos meses después la carga viral bajó de 85 mil copias a tan solo 630 y el conteo de CD4 arrojó 134. Aún están muy bajos, pero con la ayuda de Dios y del tratamiento el cual llevo de manera estricta día a día aspiro a que sigan subiendo hasta superar el umbral de los 300.

Debo decir que peso 71 kilos, mido 1.75 de estatura y trato de llevar una vida saludable. Quisiera saber de alguien más con una historia parecida a la mía. Es decir, que aún con unas defensas tan bajitas no hayan caído en cama por una enfermedad oportunista.

La verdad le doy gracias a Dios y a la vida por esta segunda oportunidad de vida.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD