Siempre pongo barreras, me bloqueo

Iván

Mi historia empezó hace 12 años, cuando solo tenía 21 y creía que era algo demasiado malo como para que me pasara a mí. Me hicieron una prueba sin consentimiento ni información debido a un problema que presentaba en ese momento. Cuando recibí el resultado ni siquiera sabía bien de qué se trataba.

Me nublé, me ofusqué y a pesar de tener el apoyo de mi pareja en ese momento, solo pensaba en cómo contárselo a mi familia. Decidí esconderlo e irme del pueblo pequeño en el que vivía.

Cuatro meses después, mientras sufría a solas, supe que mi problema se había vuelto de dominio popular "gracias" a un programa radial, pues yo acababa de ganar un par de concursos de belleza masculino en mi pueblo. Fue así como se enteró mi familia y todo mi entorno. Convencido del derecho a la confidencialidad decidí negarlo a todos menos a mi familia. No era esa la forma en la que debían enterarse, pero fue la que me tocó.

Junto con una fundación que me ayudaba, inicié una demanda en contra de la clínica que lo manejó mal pero finalmente decidí dejar las cosas como estaban ya que, de lo contrario, jamás habría podido enfrentar el estigma y la discriminación.

Fue muy duro, es muy duro todavía pero estoy aprendiendo a vivir con esto. Tiempo después hice un par de videos sobre información y prevención del tema, que se difundieron en programas de tv, etc. A pesar de que en los videos se explica que quienes colaboraron en él eran actores no pensaba en la gente que malinterpreta las situaciones, sino en quienes necesitaban información.

He aprendido a manejar a la gente, a verme tan bien que ya casi está olvidado mi tema en mi pueblo, en el que continúo viviendo. Hace un par de días volvieron a difundir los videos en la televisión nacional y no faltó quien llamara para preguntarme y sigo negándolo. Solo digo que soy voluntario.

Mi vida no es la misma, no pude volver amar o hacer que alguien me ame luego de eso. Siempre pongo barreras, me bloqueo. Mi caso en realidad es muy extenso, muy complejo y largo de contar. Mi historia se sigue escribiendo. Lo único que les digo a quienes lean esto es que la vida es para los valientes, que jamás se nos dará una cruz más pesada de la que podamos cargar. Es la primera vez que veo un sitio de testimonios y me ha gustado, es una terapia. Estoy bien y lo seguiré estando. Soy responsable conmigo mismo y con los demás.

Saludos a todos.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD